Martes, 05 de mayo de 2009

 La democracia en el Ática surge como la búsqueda de una solución a la situación de crisis social que existió en general en toda la antigua Grecia, pero al parecer la solución política ideal salió solo en Atenas. Por un lado tenemos la situación de Esparta, que vivía rodeado de una mayoría autóctona de Lacedemonia, los ilotas, viéndose obligados los espartanos a vivir entrenados con un ejército permanente, principalmente para contener a esa población que mantenían en un estado de esclavitud. Más de 200.000 ilotas, debían ser vigilados por un número muy inferior de espartanos.

 Pero en el caso de Atenas, surgió una evolución política producto de la  búsqueda de una solución idónea a la crisis social. Durante los siglos VII, los campesinos del Ática estaban en un estado grave de empobrecimiento y sumisión, ante la clase social dominante, la oligarquía aristocrática de los Eupátridas, que mantenían el poder político de la polis ateniense a través del arcontado. Los arcontes eran nueve en total, el arconte rey (al principio fue de verdad un rey, pero poco a poco perdió su poder, limitándose ahora a funciones religiosas), el arconte polemarca (que manejaba el ejército) y los seis arcontes tesmotetes. En general, el arcontado tenía funciones de justicia y administración, no existiendo realmente lo que conocemos hoy exactamente como un presidente, tampoco un rey, y lo más importante: todos estos cargos tenían una duración de solo un año en sus funciones, y su elección la efectuaban los mismos nobles. De manera que, el Arcontado representaría lo que hoy llamamos el poder ejecutivo. Eran la clase dominante además de ser los grandes propietarios de tierras, las cuales eran hereditarias e invendibles en caso de muerte del propietario (no se le permitía hacer testamento).
 

 El gobierno de los nobles fue muy duro con los campesinos. El rendimiento de sus cosechas era poco para mantener sus pocas necesidades, ya que la competencia del trigo importado, les obligaba a bajar sus precios de venta. Por tal razón debían pedir prestados a los ricos eupátridas, exigiendo altos intereses por su dinero. Cuando un campesino no podía pagar su deuda, podían llegar a ser esclavos por un tiempo, hasta que se considerase que había pagado el monto, hecho que era difícil de controlar, ya que no existían leyes escritas. Otra forma de pagar a los nobles era cediendo los campesinos sus pocas tierras, símbolo de riqueza de la época.

 

 Esta era el contexto en el Ática, cuando la situación ya se hacía insostenible, se llegó a la necesidad de crear las primeras leyes escritas. Surgen así las leyes escritas de Dragón (621ac), muy severas para el que delinque, además de limitar el derecho que tenían las familias eupátridas de hacerse justicia con su propia mano. Como la situación no se solucionó demasiado, Solón llega a ser nombrado arconte, por nacimiento era otro eupátrida, pero tenía buenas relaciones con las clases comerciantes, de mercaderes y de industriales de Atenas.  Las labores de Senado (poder legislativo), correspondía (a partir de su creación por Solón) a la Asamblea Popular. Pero esta Asamblea no abordaba ni decidía directamente los temas o problemas en discusión, ya que éstos venían ya preparados y propuestos por el Consejo o Boulé, que era el Areópago, (seccionaban en la colina del Ares), cuyos miembros pertenecían todos a la nobleza “de sangre”, los Eupátridas, o “bien nacidos”.

 

Los tres territorios en los que estaba dividida el Ática, (costa, llanura, montaña) estaba habitado por personas de distintos oficios, y por lo tanto, de distintos intereses económicos. No todos tenían la misma participación política, por que la nobleza eupátrida , dueña de la mayoría de las mejores tierras, dominaba a los demás sectores sociales, a través del Aerópago y los arcontes.

 Esta situación de descontento social interno, fue aprovechada por Pisístrato (ver el sub foro de la tiranía en Grecia), que llega al poder de manera ilegítima, siendo desterrado una vez, vuelve al poder aprovechando no solo su popularidad, sino que utilizó un rasgo común de todo gobierno tiránica, bandas o milicias armadas, (un “ejército” paralelo personal), que sin duda, a través del temor que inspiraban, lograban atraer más adeptos a su gobierno. De manera que, antes de la creación de la democracia, se intentó solucionar los problemas sociales del Ática de dos maneras. 1) mediante la elaboración de leyes escritas, que sin embargo, no lograron dar mayor poder o peso político a los sectores medios de la población (comerciantes e industriales), elaboradas por Dracón y Solón. Pero al menos redujo el abuso de los eupátridas sobre los campesinos. 2) Aprovechando el descontento, surge la tiranía de los pisistrátidas (padre y sus hijos Hiparco e Hipías, hasta el 510 ac) , en la que los demos, (pueblo, también se conoce con este nombre a los pueblos del Ática, así como a los distintos barrios de Atenas).

 

 

 

Ante la experiencia ateniense con la tiranía, convencidos de que nunca jamás querían volver los atenienses a un mismo individuo permanentemente en el poder,(y con todos los poderes en sus manos) independientemente de su popularidad, surgiría así la democracia ateniense, con un doble propósito:
 

 

1)      Reducir drásticamente el poder de la nobleza Eupátrida, dando mayor poder al demos…es decir, reducir el poder del Aerópago y sus arcontes, y darle más facultades a la Ekklesia, o Asamblea Popular.
2)      Tener funcionarios públicos que durasen en sus cargos el menor tiempo posible, estos cargos duraban desde un día, hasta un año máximo.
 

 

NACE LA DEMOCRACIA:
Sería Clístenes el encargado de buscar una solución ante la lucha de poder entre la nobleza y los grupos sociales intermedios (los demos), que habían  escalado poder durante la tiranía de Pisístrato. El nuevo sistema debía ser inmune a cualquier intento de reestablecimiento a un régimen tiránico (por lo que cualquier cargo debía estar sometido al escrutinio permanente, y tener poder limitado), así como el poder otorgar capacidad efectiva para todas las regiones del Ática, de tener influencia en las toma política de decisiones. La democracia ateniense perduraría desde el 507ac hasta el 317ac.


Este es el mapa de Ática en la época de Clístenes, con su división en las tre regiones naturales, y los distintos demos. La ciudad de atenas esta en morado.
 

 

Clístenes ideó un nuevo sistema de división político territorial, en la que unos 139 demos se repartirían en unas treinta tritties (diez por cada una de las tres regiones). Se conformaron entonces diez grandes tribus, cada una compuesta por tres tritties (una de la costa, otra de la ciudad y otra del interior). Cada tribu recibiría el nombre de un Dios seleccionados por la Pitia de Delfos, a partir de una lista de cien presentada por Clístenes.
Respecto a los tres poderes públicos de la actualidad, en Atenas tenían sus análogos, de la siguiente manera:
 

 

1)      La Ekklesia (Asamblea Popular), era donde se debatían los problemas y proyectos de leyes. Podían participar solo los hombres atenienses de nacimiento, no las mujeres ni extranjeros (eso seguro hubiera cambiado con el pasar del tiempo, de todos modos, no es un punto clave para analizar la problemática de la democracia en la actualidad). En la Asamblea todas las personas tenían participación directa, y podían tomar la palabra y defender su punto de vista. No existía la idea de representatividad que es común en nuestros sistemas democráticos de hoy en día. Este era el poder Legislativo.
2)      El Consejo: compuesto de 500 miembros cincuenta por cada tribu, los cuales eran elegidos por sorteo, y que permanecían en sus cargos solo un año. Los representantes de cada tribu se constituían durante una décima parte del año en sesión permanente, teniendo que reunirse para tratar de todos los asuntos todos los días, un grupo de cincuenta (pritanía). De éstos se elegía por sorteo, al presidente que custodiaba la llave y sello de la ciudad, además del tesoro y documentos del estado. Este personaje era en su momento el jefe del estado, durando tan solo   en el “mando” un día, ya que no ejercía funciones importantes. Los cargos de administrador si duraban un año, al ser más importantes. Este era el actual Ejecutivo en esa época.
3)      El Aereópago: cada vez con menos poder, cumpliendo tan solo deberes judiciales. Era el último vestigio de poder de la vieja nobleza dominante. Pero los arcontes ahora, serían elegidos por sorteo, y no entre ellos mismos. Esto le resto más poder político a la nobleza.
 

 

Una nueva figura surgiría con la nueva democracia. El estratego o general militar, eran diez, proporcionado por las tribus. Estos pasaban a comandar el ejército ateniense, junto al Arconte Polemarco. Esta situación al parecer, trajo algún conflicto de competencia entre estas dos figuras (una nueva del demos, y otra tradicional de la nobleza), durante la batalla de Maratón, en le 490ac, cuando la democracia apenas tenía unos diez años de nacida…
 

 

El ostracismo fue otra de las innovaciones de la democracia ateniense, pensada para prevenir que un personaje pudiese tener tanto prestigio o popularidad, que se vea tentado a implantar un nuevo gobierno tiránico. Esto se hacía por votación, de al menos un quórum de 6.000 ciudadanos en la asamblea.

La tribu o Phyle sería pues, el nuevo ordenamiento de base sobre la que se iba a organizar toda le estructura del Estado; para garantizar que cada una de las nuevas tribus, en número de diez, representase todos los intereses y sensibilidades existentes en el Ática era necesario que su composición recogiese también la diversidad del territorio.
Por ello cada nueva tribu iba a constar de tres tritties: una de la costa, otra de la ciudad y otra del interior, que fueron asignadas mediante sorteo a una tribu determinada. Cada una de las tribus iba a recibir el nombre de un héroe que fue seleccionado por la Pitia de Delfos a partir de una lista de 100 nombres que les fue presentado por Clístenes.


La Asamblea Popular (Ekklesía), compuesta por todos los ciudadanos varones mayores de 20 años se convertía en el órgano soberano y , en ella, a diferencia de nuestros parlamentos, eran los propios ciudadanos los que tenían no solo la oportunidad de votar las decisiones sino, incluso, de tomar la palabra y defender sus propias ideas.

El Consejo o Boulé, se encargaba de preparar los asuntos a debatir en la Asambles. Dicho Consejo estaba compuesto por quiñientos mienbros, cincuenta por cada tribu, que eran elegidos por sorteo y permanecían en el cargo por un año. De ese grupo de cincuenta consejeros, llamado Pritanía, se elegía por sorteo, durante una noche y un día, a su presidente que custodiaba el sello de la ciudad y las llaves de los santuarios donde se guardaba el tesoro y los documentos del Estado, durante ese único día, sería el jefe del Estado...

BREVE COMPARACIÓN CON LA DEMOCRACIA MODERNA:

No es lo mismo la democracia antigua ateniense, de las que nacieron tras el siglo de la Ilustración y el siglo de Liberalismo europeo (XVIII y XIX).
En Grecia no existía el concepto de división de poderes, además que es una cultura ancestral y muy distinta a la nuestra. Ciudadanos era para ellos los nacidos en el Ática, descendientes además de los conquistadores dorios. Un extranjero no era ciudadano, tampoco sus hijos nacidos en el Ática, menos aún los esclavos.

Por que digo que sería una verdadera democracia??? Lo digo en el sentido de la alternabilidad en el poder...

Recordemos que Atenas vivió la tiranía de Pisístratos y sus hijos, al igual que la mayoría de las ciudades atenienses. A pesar de algunos logros culturales y avances en el mandato de esos tiranos, el pueblo ateniense se cansó de ser sumiso a un pequeño grupo político que giraba alrededor de un solo individuo, por lo que se decidieron a no volver a tener jamás a un mismo individuo en período de tiempo muy largo.

De manera que, se elegía al cargo de arconte "mayor" por así decirlo, a un individuo elegido por sorteo, y que duraría en el cargo solo un año!!!!, este personaje no tenía mucho poder, ya que todas las decisiones debían ser consultadas en la Eklesia, donde el pueblo de solo ciudadanos decía si quería o no aprobar determinadas leyes.

Si tenías algo que decir o algún reclamo, tenías derecho a hablar. Si eras buen orador tenías futuro en la política. No tenías intermediarios como hoy, o era una democracia representativa como la de hoy, sino una democraica directa y participativa de verdad.

El que sería "Presidente de la República", era el que guardaba en un templo las llaves de la ciudad de Atenas. Saben cuando tiempo duraba en el "poder" ????

Un día!!!!! jajajaja 

Todo eso para evitar que la persona le tomara el gustito al asunto...cosas que algunos dictadores de nuestro siglo no entendieron...


(En otro artículo, hablaremos de los defectos de la democracia, surgidos ya después de la Guerra del Peloponeso)


Publicado por GaetanoLaSpina @ 3:34  | Historia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios