Mi?rcoles, 06 de mayo de 2009

Hace unos 225 millones de años, se produjo una gran crisis en los ecosistemas mundiales, alrededor de cinco millones de años después del origen de los primeros dinosaurios pequeños. Numerosos grupos de animales perecieron en la tierra y en el mar producto d una gran alteración climática o por alguna otra catástrofe. Numerosos vegetales, que constituían la principal dieta de los reptiles que dominaban para esa época nuestro planeta, los rincosaurios y dicinodontes, comenzaron a desaparecer, extinguiéndose masiva y definitivamente estos animales. Junto a ellos desaparecen también, en aquellos 5 millones de años, los protomamíferos tipo cinodontes y reptiles arcosaurios del tipo de los tecodontos, grupo de donde al parecer, surgieron los dinosaurios.

De manera que, los dinosaurios sobrevivieron a aquella extinción del Triásico, gracias a su adaptabilidad y su oportunismo para ocupar ciertos ecoespacios vacíos. Lo mismo pasaría con los pequeños mamíferos, al final del cretácico, cuando fueron los dinosaurios los que se extinguieron.

 

 

Los dicinodontes, como este Lystrosaurio, eran los reptiles herbívoros más abundantes antes de que aparecieran los dinosaurios, sus fósiles se encuentran en grandes cantidades.

 

Pero tratemos de responder a la pregunta de, de que grupo de reptiles surgen los dinosaurios?

 

 

Los arcosaurios, o “reptiles dominates” son un grupo de reptiles cuya principal características anatómicas se detectan en su esqueleto. Estas son: 1) Una ventana anteorbital, 2) dientes recurvos y aplanados y 3) un cuarto trocánter del fémur.


El Ornitosuchus, era un arcosaurio avanzado del trásico superior. Fue un carnivoro capaza de erguirse sobre sus patas posteriores, podía alcanzar más 10 metros de largo, era el animal más fiero, ante la llegada de los grandes carnosaurios. Se descubrió en Escocia, y vivió durante el Triasico superior, es decir, un poco antes de que aparecieran los primeros pequeños dinosaurios.

 

 

Los arcosaurios aparecieron hace unos 250 millones de años. Incluye a los cocodrilos y las aves actuales, además de los pterosaurios, los tecodontos, y por supuesto, los dinosaurios. Durante el triásico, entre 245 y 208 millones de años, los arcosaurios se difundieron y evolucionaron como carnívoros, dando origen después a algunos herbívoros.  Los tecodontos del triásico se dividieron en dos líneas principales. Una de ellas incluía a los fitosaurios (parecidos a los cocodrilos, pero con la nariz chata para poder desenterrar alimentos vegetales, y dientes estrechos como hojas), y los rauisquios, casi siempre, enormes carnívoros. Durante el triásico superior, surge de los rauisquios algunos bípedos más ligeros que quizás se alimentaban de insectos y lagartos; estos fueron pues, los primeros cocodílidos, los cuales adoptaron la existencia anfibia, cuadrúpeda y piscívora, veinte millones de años después de haberse extinguido los fitosaurios.


El Lagosuchus, descubierto en Brasil, solo le faltan poco rasgos para ser un dinosaurio.

 

 

La segunda familia de arcosaurios incluía a carnívoros activos, como el Ornitosuchus, que podía andar sobre cuatro o dos patas, y el ligero Lagosuchus, totalmente bípedo. Este último animal es sorprendentemente parecido a los dinosaurios pequeños corredores, por su posición bipeda, por tener la tibia y el peroné más largo que el fémur, posición de los dedos del pie digitítrada (se apoya sobre los dedos), y no sobre la planta del pie, como los arcosaurios primitivos, y los actuales humanos.

A lo largo del Triásico encontraremos en casi todo el mundo una gran variedad de tecodóntidos, desde animales pequeños parecidos a Euparkeria, hasta las formas del tamaño de un cocodrilo muy grande, como Saurosuchus de la Argentina o Ticinosuchus de Alemania. En conjunto, fueron carnívoros muy prósperos.

Para comprender los procesos desarrollados en el triásico, que condujeron a la aparición de los dinosaurios al final del período, es preciso reseñar todo lo acontecido. En sus inicios, los tecodóntidos no abundaban mucho; convivían con reptiles como los dicinodontos (herbívoros), o cinodontos (carnívoros) que eran pseudomamíferos. A mediados del triásico, lso dicinodontes ya habían sido reemplazados por los diademodontoideos (cinodontos herbívoros), y los rincosaurios, un grupo muy numeroso de reptiles diàpsidos (con dos aperturas en el cráneo, además de las oculares), que duró poco.



Esqueleto de Saurosuchus, fue un tecodóntido carnívoro de 3 a 5 metros de largo, pesado, que vivió en al final del Triásico. Fueron los mayores depredadores terrestres, ante de la aparición de los dinosaurios.

Mientras, los tecodóntidos substituyeron como carnívoros a los cinodontos más grandes. A finales del Triásico,  hubo un cambio bastante brusco: la mayoría de los pseudomamíferos desaparecieron junto con los rincosaurios, mientras que los primeros dinosaurios y otros grupos de tecodóntidos tardíos ascendieron a una posición dominante.




Craneo del Saurosuchus.

Los tecodontos fueron un orden de reptiles de la subclase de los diápsidos, por lo general pequeños y ágiles, con los dientes implantados en alvéolos y que vivieron durante le período Triásico.

      No hubo gran número de especies, pero originaron órdenes tan importantes como los dinosaurios y pterosaurios. Los diferentes tecodontos se agrupan en diversos subórdenes y familias, debido a la diversifidad de formas que hay.
       El grupo incluye numerosos subórdenes: los proterosuquios, los pseudosuquios, los etosaurios, los fitosaurios, los ornitosuquios y los rauisuquios.

El siguiente cuadro es una aproximación para poder situar cada grupo de dinosaurios según sus caracteristicas.
DINOSAURIA:
Cavidad en la cadera con orificio y borde óseo alrededor del margen superior.
SAURISCHIA:
Pelvis con cadera de reptil.
Cuellos largos y flexibles.
Mano prensil con el segundo dedo más largo que los demás.
THEROPODA:
Huesos huecos.
Tres dedos para caminar en el pie trasero.
Mano con garras curvadas y extensibles.
TETARUNAE:
Mano con tres dedos
Ceratosaurus.
SAUROPODOMORPHA:
Cráneo pequeños.
Cuellos largos, al menos diez vértebras en el cuello.
Saurópodos.
Prosaurópodos
ORNITHISCHIA:
Pelvis con cadera de ave.
Hueso predentario en mandibula inferior.
. . Lesothosaurios
GENASAURIA:
Fila de dientes en el margen de la mandíbula para formar carrillos.
THYREOPHORA.:
Placas óseas insertadas en filas a lo largo del lomo.
Estegosaurios
Anquilosaurios
CERAPODA:
Dientes de los carrillos con esmalte reforzado en un lado.


Entre los dinosaurios con cadera de reptil se encuentran los mayores animales terrestres que han vivido en nuestro planeta. Conocidos como saurópodos, estos gigantescos reptiles llegaban a tener el tamaño de las actuales ballenas. El más grande hubiese alcanzado al balcón de un séptimo piso.

 

Sin embargo, y a pesar de su aspecto, los saurópodos eran apacibles herbívoros. Con sus pequeños dientes, largos cuellos y cortas patas no eran aptos para la caza. Preferían selvas cálidas donde pastartranquilamente.

 

Los saurópodos más conocidos, como Apatosaurus, Diplodocus o Braquiosaurus, eran dinosaurios tan grandes que contaban con muy pocos enemigos. Pese a todo, parece que todos los saurópodos se protegían formando manadas.

 

El principal problema de estos grandes dinosaurios era encontrar comida suficiente. Muchos de ellos precisarían unos 500 kg de plantas al día. 

Dinosaurios Carnívoros:
 
Entre los pocos enemigos de los saurópodos estaban los teródontos con cadera de reptil. Eran dinosaurios cazadores que se movían ágilmente sobre sus patas traseras, extendiendo la cola para mantener el equlibrio. Al ser tan rápidos, les resultaba fácil dar caza a los inofensivos dinosaurios herbívoros, la mayoría de los cuales eran lentos y pesados. Las extremidades anteriores de los carnívoros eran cortas y dotadas de garras que les permitían sujetar a la presa mientras la destrozaban a mordiscos o también podían sujetarla con las patas traseras

El Herrarasaurio, descubierto en Argentina, de 3 metros y medio de largo, es uno de los más antiguos dinosaurios descubiertos, siendo al inicio todos carnívoros. Este vivó en el Triasico Superior, hace unos 230 millones de años.

Los dinosaurios con cadera de ave eran herbívoros de gran tamaño. Aunque algunos estaban dotados de cuernos o coraza, eran animales muy pacificos. Unos caminaban a cuatro patas y otros usaban las traseras

Su cuerpo era mucho más fuerte y fornido que el de los carnívoros y sus patas delanteras solían ser más largas.

Dinosaurios con pico de pato

En el período Cretácico fueron muy comunes unos ornistisquios llamados hadrosaurios. Los hadrosaurios tenían un pico ancho y aplanado, parecido al de los patos, y dotado de cientos de pequeños dientes para triturar la comida. Por los fósiles descubiertos, se sabe que su dieta se limitaba a hojas, semillas y brotes tiernos, señal de que vivían en los bosques. La característica más peculiar de los hadrosaurios no era, sin embargo, su pico, sino las crestas córneas que tenían en la cabeza.

 

Otros dinosaurios no tenían crestas áoseas, sino el hueso del cráneo desproporcionadamente desarrollado, con un grosor de hasta veinte veces el de un cráneo humano. Una cabeza así blindada permitía a animales como Pachycephalosaurus propinar tremendos golpes embistiendo a sus rivales.

Cuernos y Corazas

Los ornistiquios que se movían a cuatro patas eran demasiado lentos para escapar de los terribles dinosaurios carnívoros. En cambio, en vez de huir, se defendían con su blindaje.

 

Algunos estaban completamente protegidos por placas óseas desde la cabeza hasta la cola, mientras que otros tenían corazas parciales y estaban dotados, además, de cuernos. El mayor de estos dinosaurios con cuernos recuerda ligeramente al rinoceronte. Tras la cabeza tenían una placa ósea que le resguardaba el cuello y, además, estaba provisto de entre uno y tres cuernos.


Caracteríaticas y datos acerca de los Arcosaurios:

Los arcosaurios, o reptiles dominantes, incluyen los cocodrilos y las aves que existen en la actualidad, además de los dinosaurios, pterosaurios y los tecodontos, un grupo mezclado que incluyen los antepasados de todos los demás arcosaurios.

    Los arcosaurios aparecieron hace alrededor de 250 millones de años, por lo que ha podido deducirse. El primer grupo, los proterosúquidos, se dispersaron por casi todo el mundo. Se han encontrado fósiles en Rusia, el sur de África, Antártida, Australia, India, China y Sudamérica. Presentan las sinapomorfias de los arcosaurios; una ventana anteorbital, un orificio determinado en el cráneo, dientes recurvos y aplanados y un cuarto trocánter en el fémur, un reborde especial.

    Durante el período Triásico, hace entre 245 y 208 millones de años, los arcosaurios se difundieron, evolucionaron y se diversificaron, como carnívoro más o menos prósperos, y dieron origen a un grupo de herbívoros. Los tecodontos del Triásico se dividieron en dos líneas principales. Una de ellas incluía a los fitosaurios, con un parecido superficial a los cocodrilos, los etosaurios herbívoros, que también se parecían a los cocodrilos, pero tenían una nariz respingona para desenterrar los alimentos vegetales, y dientes estrechos como hojas, y los rauisuquios, casi siempre enormes y carnívoros. Por último, durante el Triásico superior, de esta línea surgieron algunos bípedos más ligeros que probablemente se alimentara de insectos, y pequeños animales, como los lagartos. Fueron, aunque parezca sorprendente, los primeros cocodrílidos. El grupo adoptó la existencia anfibia, cuadrúpeda y piscívora sólo veinte millones de años después, cuando se extinguieron los fitosaurios.

    La segunda línea principal de arcosaurios incluía a los carnívoros activos, como el Ornithosuchus, que podía andar sobre cuatro o sobre dos patas, y el ligero Lagosuchus, que era bípedo. Estos animales están tan próximos a los dinosaurios por muchas características que ahora sorprende que muchos científicos lo hayan negado hasta hace poco. Sobre todo, el Lagosuchus presenta una larga lista de caracteres propios de los dinosaurios; su posición bípeda, las extremidades largas, con la tibia y el peroné más largos que el fémur, la perforación del acetábulo, que es la depresión cóncava en la parte del hueso de la cadera que recibe el extremo redondeado del fémur; la cabeza del fémur vuela hacia dentro, el principio de la cabeza del fémur en ángulo recto que se observa en los dinosaurios; la articulación recta de la rodilla; la articulación reducida del tobillo que parece un gozne, desde un punto de vista técnico, se denomina tobillo con mesotarso avanzado; los dedos largos de las patas traseras y la posición digitígrada del pie, en la cual los únicos que tocan el suelo son los dedos, y no la planta del pie, como en los arcosaurios primitivos y los seres humanos actuales.

    La mayoría de los caracteres de los dinosaurios aparece también en el pterosaurio volador. Algunos científicos creen que Lagosuchus, los pterosaurios y los dinosaurios forman en conjunto un grupo monofilético importante que surgió entre el Triásico medio y el superior, hace alrededor de 230 millones de años.

    Las sinapomorfias de los dinosaurios que aparecen en esta clase o grupo monofilético, y su posterior modificación en los dinosaurios propiamente dichos, forman parte de una serie de cambios anatómicos relacionados, que tuvo lugar en los arcosaurios durante el Triásico, y que tal vez fuera la clave del origen de los dinosaurios.

Continuara en la Parte II.


Comentarios