Lunes, 18 de mayo de 2009

A principios del Devónico, hace unos 390 millones de años, hicieron su aparición en el mar los primeros peces de aletas carnosas, los sarcopterigios. De ellos solo siete especies sobreviven actualmente: una única especie de celacanto y seis de peces pulmonados. Unos 10 millones de años antes habían evolucionado los primeros peces de aletas radiadas (actinopterigios) y las 21.000 especies los hace el grupo de vertebrados con más éxitos por su variedad.

 

 

Los dos peces son osteictios (peces óseos); ambos tienen un esqueleto interno de hueso y un esqueleto externo de escamas óseas. Pero sus diferencias están en las aletas:

 

 

1)      Las aletas de los actinopterigios están sostenidas por numerosos radios rígidos óseos (de ahí el nombre del grupo, aletas con radios). No tienen músculos dentro de las aletas, sino que las mueven mediante músculos situados dentro del cuerpo.

2)      Las aletas de los sarcopterigios, tanto las caudales como las pectorales, consisten en lóbulos musculares carnosos. Cada lóbulo está sostenida por un núcleo central de huesos individuales articulados entres si. La mayoría de esos huesos se pueden relacionar con los de las extremidades de los animales terrestres. La punta redondeada de cada aleta está endurecida por radios óseos, que se abren en abanico. Los músculos de cada lóbulo pueden mover  con independencia los radios de la aleta.

 

 

Dentro de este grupo destaca como posible antecesor de los anfibios (o por lo menos el primero cronológicamente hablando), los del orden de los Osteolepiformes, que se extinguieron hace 130 millones de años.



VEMOS AQUÍ LA POSIBLE LÍNEA EVOLUTIVA DESDE LOS PECES DE ALETAS CARNOSAS, HASTA EL PRIMER ANFIBIO ACANTHOSTEGA, QUE EVOLUCIONARÍA AL PRIMER VERTEBRADO VERDADERAMENTE TERRESTRE, EL ICHTHYIOSTEGA.

 

 

El primer ejemplar a destacar de este tipo de pez, es el Eusthenopteron fue un género de sarcopterigios que ha logrado estado de icono debido a su anatomía cercana con la de los tetrápodos. La visión científica usual de este animal lo mostraba emergiendo del agua para desplazarse por tierra; no obstante los paleontólogos actuales convienen mayoritariamente en que era un animal pelágico. El género Eusthenopteron se conoce bien debido al hallazgo de restos de varias especies que vivieron durante el último período Devónico, hace cerca de 385 millones de años, en aguas dulces y saladas de Norteamérica y Europa. Eusthenopteron fue inicialmente descrito por J. F. Whiteaves en 1881, como parte de una gran colección de peces fósiles obtenidos en Miguasha, Quebec. Su nombre quiere decir "aleta fuerte".


EUSTHENOPTERON, DE FINALES DEL DEVÓNICO. DESCUBIERTO EN EUROPA Y EN CANADA.

Anatómicamente, Eusthenopteron comparte muchas características únicas con los primeros tetrápodos conocidos. Tiene en común, por ejemplo, un patrón similar en los huesos que asientan en el cráneo con las formas de Ichthyostega y Acanthostega. Eusthenopteron, como otros peces tetrapodomorfos, tenía las ventanas de la nariz internas, característica que se encuentra solamente en animales terrestres y sarcopterigios. También tenía dientes laberintodontes, lo que constituye un rasgo comñún de todos los tetrápodos primitivos.

 

 

Como los otros sarcopterigios basales, Eusthenopteron tenía un cráneo bipartito, que se abisagraba hacia la mitad a lo largo del empalme intracraneal. La notoriedad de Eusthenopteron proviene del patrón del endoesqueleto de sus aletas, que lleva un húmero, un cúbito, y un radio (en la aleta delantera) y un fémur, una tibia, y una fíbula distintos (en la aleta pélvica).[1] Éste es el patrón característico de los tetrápodos. Ahora se sabe que es un rasgo general de las aletas de todos los sarcopterigios fósiles. Se cree que estas fuertes aletas ayudaban a Eusthenopteron a desplazarse reptando durante épocas de sequía, en busca de un nuevo hábitat acuático. Dichos movimientos fuera del agua también eran posibles gracias a la posesión de pulmones además de agallas.

 

 

Tenía unas dimensiones de entre 30 y 60 centímetros. Su cola era característica, ya que su perfil era curvo y rematado en tres puntas, a modo de tridente. La aleta posterior debió de proporcionarle al animal la capacidad de realizar impulsos rápidos, imprescindibles tanto para la caza como para la huida.

 

 

El siguiente pez que daría origen, cronológica y evolutivamente hablando, a los anfibios sería el Panderichthys , un pez tetrápodo que medía de 90 a 130 cm de longitud que vivía durante el período Devónico superior (Frasniano) hace 380 millones de años, en Letonia. Tiene como un tetrápodo grande la cabeza. El Panderichthys exhibe las características transitorias en medio de peces pulmonados y los celacantos como se trataba de un fósil transicional relacionado con los primeros tetrápodos antes nadaron sobre el agua como el Eusthenopteron y después que caminaron sobre la Tierra como el Acanthostega y el Ichthyostega era los antepasados de los vertebrados modernos. Tenía coanas y sus oídos habrían tenido estructuras para respirar. Este pez tenía las aletas como paletas en el fondo del mar alimentando de plantas y detritus orgánicos.


 

 El Panderichthys , de hace 380 millones de años (Devónico). Observese como el cráneo comienza a separarse del cuerpo.

 

Le sigue en la línea evolutiva el Tiktaalik, un pez sarcopterigio (aletas lobuladas) del periodo Devónico tardío, con muchas características de los tetrápodos. Es considerado un importante fósil transicional. Restos excelentemente preservados del Tiktaalik fueron encontrados en 2004 en la Isla de Ellesmere en Canadá.

 

 

Vivió hace aproximadamente 375 millones de años. Los paleontólogos sugieren que el Tiktaalik fue una forma intermedia entre peces como el Panderichthys; que vivió hace 385 millones de años, y los más recientes tetrápodos tales como el Acanthostega y el Ichthyostega que vivieron cerca de 20 millones de años después. Su mezcla de características de pez y tetrápodo condujo a sus descubridores a caracterizar el Tiktaalik como un "pez-trápodo".


 

 EL TIKTAALIK, UNO DE LOS MÁS RECIENTES HALLAZGOS, Y DE LOS MÁS ESCLARECEDOR DE LA LÍNEA EVOLUTIVA.

 

Tiktaalik es un fósil transicional a la par del Archaeopteryx. Su mezcla de características tanto de pez como de tetrápodo incluyen:

 

 

1-branquias de pez

2-escamas de pez

3-articulaciones y huesos de extremidades medio pez, medio tetrápodo, incluyendo una articulación de muñeca funcional

4-costillas y cuello móvil de tetrápodo

5-pulmones

6-una región auricular modificada




FUENTE: ENCICLOPEDIA DE DINOSAURIOS Y ANIMALES PREHISTÓRICOS.  Douglas Dicon, Barry Cox.

FOTOS DE WIKIPEDIA.


Comentarios