Lunes, 18 de mayo de 2009

Desde finales del siglo XX, ha surgido el debate de cuál pudo ser el mayor dinosaurio carnívoro terrestres, este record lo mantenía el Tiranosaurio Rex, cuyo mayor ejemplar fue una hembra llamada “Sue”, de 13 metros de longitud, y unas seis toneladas y media de peso (un elefante africano pesa unas cinco toneladas). Hasta el año 2006 se habían descubierto unos 30 ejemplares (todos en Norteamérica), y tan solo 3 cráneos completos. El cráneo del T.Rex mide 1.5 metros, y sus dientes más de 15 cm.

 

Un gigante carnívoro conocido con anterioridad del T.Rex es el Allosaurio. Este fue un carnívoro de menor longitud que el T. Rex, vivió también mucho tiempo antes, hace unos 140 millones de años, mientras que el T. Rex vivió ya para el final de la Cretácico (70 millones de años).

Existen evidentes diferencias anatómicas entre el Allosaurio y el T. Rex. Comenzando por sus extremidades anteriores (brazos), muestra siempre los dinosaurios terópodos más recientes, una disminución en el número de dedos. Vemos así como el Dilophosaurio y el Ceratosaurio, poseen cuatro dedos, el Allosaurio tiene tres, y T.Rex solo dos. Esta disminución en el número de dedos, se piensa es debido a los diferentes hábitos de proveerse el alimento. Se piensa que el Dilophosaurio (190 millones de años) era más carroñero que cazador (su mandíbula inferior es bastante delgada), mientras que T. Rex es más un cazador, aunque cuando podía ser carroñero, seguro aprovecharía las oportunidades fáciles.

 

Los dientes del Allosaurio son más pequeños (10 cm), su cráneo además presenta un gran aligeramiento, como lo demuestran las enormes aberturas en el cráneo (propias de los reptiles diápsidos), así como también en la mandíbula inferior, que posea además una doble articulación (aparte de la que une mandíbula inferior con cráneo). Esto le permitía al Allosaurio, tragar grandes trozos de carne, con lo cual el cráneo era capaz de ensancharse para permitir tragar grande bocados. El cuello de estos Carnosaurios (Allosaurio, Dilophosaurio y Ceratosaurio) esta echado hacia delante, en cambio que los Tiranosáuridos (como lo son el chino Tarbosaurio, y el Daspletosaurio americano, pero más pequeño y robusto), tienen el cuello en forma de “S” quizás para poder ver mejor, y lanzar grandes mordidas. Algunos esqueletos de Tiranosaurio muestran vértebras dorsales fundidas (dos que forma una sola!) lo que evidencia las grandes compresiones en la columna vertebral, en sus esfuerzos al morder, quizás cazando o mordiendo animales acorazados.


Cráneo del Tiranosáurido canadiense Albertosaurio.

El cráneo del Tiranosaurio es además más compacto y macizó que el de los Carnosaurios, presenta también doble articulación en la mandíbula inferior, pero la mordida sería más potentes, siendo sus dientes (mas de 15 cm) del tipo penetrantes, mientras que el de los carnosaurios son más del tipo cortantes o afilados.

 

 

Estas características obligaron a ubicar al Tiranosaurio, en un grupo distinto al de Allosaurio. Así, pertenecen a los Tiranosauridos las especies de T. Rex, Tarbosaurio, Daspletosaurio y Albertosaurio, aunque este último parece tener el cráneo más parecido al del Allosaurio, el cual no tenía vista frontal como el T. Rex (como las aves de rapiña), sino que sus ojos veían justo hacia los lados, como las demás aves. Esta características es más de carroñero que de cazador.


 

 El Gualong wuacaii, tatara.......abuelo chino del Tiranosaurio Rex.

 

Se pensaba que el Tiranosaurio podría ser una evolución de animales tipo Allosaurio, pero ya sabemos que no es así. En los últimos años, se decía acertadamente, que el Tiranosaurio descendía de algún carnívoro de tamaño pequeño, de la familia de los Coelurasaurios. Recientemente se ha descubierto en China en el año 2002, al posible antecesor del T.rex, bautizado como Gualong wuacaii, medía tres metros y al parecer poseía plumas en sus extremidades delanteras, que tenían tres dedos. Este animal vivió hace 160 millones de años, 100 millones antes de que apareciera el Tiranosaurio. La explicación de que su antecesor apareciera tan lejos en China, es que durante el Jurásico, Asia, Europa y Norteamérica formaban el gran continente del hemisferio norte, llamado Laurasia, mientras que en el sur, Suramérica, África, la India y Oceanía formaban al continente Gondwana. Es de suponer que Tarbosaurio de China, desciende del mismo animal.


 

 Reconstrucción del Giganotosaurio Carolini, en un museo argentino.

 

 

 

 

 

Gigantes carnívoros de África y Suramérica: La división de estos dos grandes continentes, produciría la extinción de Carnosaurios en el hemisferio norte, y su supervivencia tardía en el hemisferio sur, posiblemente debido a que los animales que cazaban, desparecieron en el norte y sobrevivieron en el sur. Esto dio oportunidad al Gualong wuacaii de evolucionar en un mayor tamaño, para cazar presas mayores.

 

 

En África se descubrieron varios carnosaurios parecidos al Allosaurios, pero con visión más frontal, el Carcharodontosaurio Saharicus (Lagarto de dientes de tiburón) se le bautizó así porque sus dientes eran aserrados como los del actual tiburón blanco. Fue un género de dinosaurios terópodos de 8 a 14 metros de longitud, un peso de 7 a 8 toneladas, y con unos rasgos similares a los del Giganotosaurio carolilini, con el que comparte la familia Carcharodontosauridae. Habitó en muchos países en el norte de África entre los que se incluyen Marruecos, Egipto, Túnez, Argelia, Libia y Nigeria donde se topó en más de una oportunidad con el Espinosaurio Nigeriense durante el Cretácico tardío.
En 1998 Paul Sereno descubrió un cráneo completo de este animal cerca de Marruecos. Y dedujo que este terópodo, tenía una visión bidimensional, al igual que todos los carcharodontosáuridos, pero con un cerebro más grande, a diferencia de los demás de su grupo, lo cual evolutivamente hablando parecía un retroceso. El Carcharadontosaurio tenía un enorme cráneo alargado diseñado para arrancar y desgarrar a sus presas.
Por último se especula que gracias a su talla y peso debió ser un poco más grande que un Tiranosaurio Rex adulto; e igual o más feroz.
A principios del siglo XX, el paleontólogo alemán Ernst Sromer había descubierto en 1912, a otro terópodo, esta vez muy extraño, ya que presentaba unas espinas de hasta 2 metros de alto sobre el lomo (esta característica la comparte con el herbívoro Ouranosaurio, un Iguanodóntido, también de África). Bautizado como Spinosaurio Nigeriensis, podía llegar a medir hasta casi 13 metros, viviendo hace 100 millones de años. Los restos de este animal se encontraban en el museo de Munich (Alemania) pero fueron destruidos por un bombardeo durante el año de 1944. El cráneo de este animal era más alargado que el de los demás terópodos, y los dientes eran más pequeños, quizás servían para pescar.

 

 



 

 

 

Pero en años recientes, el paleontólogo italiano Cristiano Dal Sasso, estudio un hocico de 99 cm , que según sus estudios, pertneció a un cráneo de 1.75 metros de longitud. Esto significa que el animal debió medir 17 metros y su peso comprendido entre 7 y 9 toneladas. Este animal se le ha bautizado como Spinosaurio Aegyptiacus, y hasta ahora es el más gigantesco carnívoro terrestre que piso la tierra. Fue recreado en la película Jurasic Park III, aunque con un tamaño algo exagerado. Su cráneo tenía forma de cocodrilo, recordando al Baryonix, descubierto en Inglaterra en loa años ochenta.

Spinosaurio Aegiptiacus, de la reconstrucción de l paleontólogo Sasso.
 


Cráneo del Giganotosaurio Carolini.


Giganotosaurio Carolini.


En Argentina se han descubierto hasta tres gigantes carnívoros más, dos de ellos, el Giganotosaurio Carolini, y el Mapusaurus Roseae, fueron carcharontosaurios que sobrevivieron al sur del planeta, durante el cretácico, cuando en el norte habían desparecido hace millones de años. Igual sucede con el gigantesco saurópodo Argentinosaurio, del cual se piensa se podía alimentar.  El Giganatosaurio supera en metro y medio al Tiranosaurio Rex, pero era menos alto, y más liviano (6.2 ton), con las aperturas del cráneo típicas del Allosaurio.

 



El Megaraptor.
Otro descubrimiento interesante argentino es el del Megaraptor, se pensaba que era un Dromoeosáurido, el mayor de su tipo, cuya guadaña de la pie medía más de 30 cm, por lo que su tamaño debía ser al menos idéntico al del Tiranosaurio, pero seguro más peligroso!!!. Posteriormente se determinó que la guadaña no era del pie, sino de las extremidades delanteras, por lo que debió ser algo parecido al Therizinosaurio.

 



Giganotosaurio Carolini.

 

 


Comparación en tamaño de los más grandes dinosaurios Terópodos. (Aunque faltaría aqui el Megaraptor, Therizinosaurio y el Deinocheirus)


Comentarios