Mi?rcoles, 24 de junio de 2009

Quinta fase, “El Blitz nocturno”, los ataques diurnos de cazabombarderos y los ataques nocturnos a Londres (1 al 31 de Octubre):

Dada a las grandes pérdidas de bombarderos en las Kampfgruppen, se decidió suspender los bombardeos diurnos de los He 111H y Do 17Z. En su lugar bombardearían durante el día formaciones de cazabombarderos Messerschmitt Bf 110C-4 Y Bf 109E. Se acordó que un Staffel de cada Jagdgruppe fuera equipado con cazabombarderos; las únicas unidades especializadas en estas misiones eran el Erprobungagruppe 210 y el (Schlacht)/LG2. Cuando el tiempo no era muy despejado, se realizaban incursiones con los bombarderos Junkers Ju-88 A-1, cuya mayor velocidad permitía operar mejor con los cazas de escolta.

Muchas unidades adoptaron el modelo Bf 109E-7, provisto de los equipos electrónicos necesarios y de un mecanismo especial para las espoletas; pero otros incorporaron algunas modificaciones de campaña, la carga normal era de una bomba de 250 Kg en el Bf 109E o dos de 250 Kg en el caso del Bf 110C . Estas misiones tenían por objeto mantener la presión sobre Londres (exepto los Bf 109E, que dudamos alcanzaran Londres con el lastre de una bomba de 250 kg), ya que su precisión y los daños ocasionados fueron escasos. Los cazabombarderos atacaban desde gran altura, realizando un ligero picado para lanzar sus bombas y retornar rápidamente en vuelo bajo. Los ataques de las Kampfgruppen se realizaban ahora durante la noche, buscando así la desmoralización de la población y la rendición del gobierno británico. Se continuó además el bombardeo sobre los centros industriales.

Bf 109E-7

En general el “Blitz nocturno” se mantuvo hasta Mayo de 1941, época en que se retiraron la mayoría de los bombarderos para el ataque a la Unión Soviética; de hecho, los planes para invadir a la URSS estaban aprobados ya en el verano de 1940:
“El intento de obligar a Inglaterra a unas negociaciones de paz mediante el exclusivo empleo de bombardeo aéreo durante el verano y otoño de 1940, fracasó. Las causas principales de este fallo fueron que, en 1938, Hitler había asegurado que toda posibilidad de conflicto bélico con Inglaterra debía excluirse. Por lo tanto, la Luftwaffe no estaba preparada para tal eventualidad. Ante todo carecía de un bombardero cuatrimotor de gran alcance y capacidad de carga. El desarrollo de tal tipo de bombardero, en 1936, se había postergado para concentrar el esfuerzo en los Ju 87 Stuka de picado, y los bombarderos Do 17, He 111 y Ju 88. Estos resultaron ser demasiado lentos y vulnerables, su armamento defensivo era demasiado débil y el radio de acción insuficiente. Asimismo la capacidad de carga de bombas era muy pequeña.

La decisión de Hitler de atacar a Rusia estaba tomada desde junio de 1940, antes del comienzo de la batalla de Inglaterra. La lucha en el teatro occidental ya no tenía prioridad en el Mando alemán. A pesar de severidad de las misiones efectuadas contra Inglaterra, la Luftwaffe no recibió con la urgencia necesaria los armamentos y equipos que precisaba. Se suspendió la ofensiva contra Inglaterra en la primavera de 1941, para que la Luftwaffe apoyara el avance hacia el Este de las fuerzas armadas alemanas.”
(Cajus Bekker, LUFTWAFFE. p-376)
Sin embargo, las operaciones sobre Inglaterra se extendería unos meses, en los cuales se efectuarían mejoras en los bombarderos nocturnos, los Ju 87 volverían a ser utilizados sobre canal, además arribaría un contingente aéreo italiano: “en Noviembre de 1940 hubieron dos interesantes despliegues en el plan y método enemigo. Primero, reiniciaron los ataques diurnos de bombardeo en picado sobre buques en el estuario del Támesis, empleando Ju 87, los cuales no habían visto acción desde mediados de agosto. Segundo, los primeros bombardeos italianos comenzaron a cruzar el canal con escolta de cazas alemanes, […] Mussolini había enviado 40 bombarderos BR.20 y 54 cazas CR.42 a bases en Bruselas.” (Thompson. HL. New Zelanders with the Royal Air Force (Vol.I).
La aviación italiana mostró en sus escasos bombardeos sobre Gran Bretaña, las graves carencias producto de lo obsoleto de sus aparatos, en particular de los cazas biplanos Fiat CR.42 Falco, los cuales fueron fácil presa de los Hawker Hurricane.

En diciembre de 1941, se efectuaría la primera incursión inglesa sobre el continente europeo, desde las realizadas en la Operación Dynamo y el bombardeo a Berlín de agosto. Por vez primera, se realizarían misiones de hostigamiento hechas por cazas Hurricanes y Spitfire, con el fin de obligar ahora a los cazas alemanes a presentar batalla: “La primera patrulla ofensiva de cazas había volado en diciembre de 1940, y durante los próximos seis meses, cuatro tipos diferente de operaciones fueron gradualmente efectuadas. Primero se usaron los bombarderos Blenheim dentro del alcance de los cazas ingleses, con el fin de provocar la acción de los cazas alemanes en condiciones favorables al ataque inglés. Estas operaciones se llamaron “Circus”. Con buen tiempo, gran cantidad de cazas volaban sobre el Norte de Francia, atacando aeródromos, posiciones de artillería e instalaciones militares; buscando así la reacción de los cazas alemanes. Estos ataques, conocidos como “Rhubarbs”, complementaron los ataques que hacía los Mandos de Bombarderos y el Costero.” (Thompson. HL. New Zelanders with the Royal Air Force (Vol.I). (traducción propia).

Estas misiones se realizaban al principio a baja altura para evitar ser detectados por los radares alemanes, pero ante la indiferencia de los cazas alemanes, se tuvieron que utilizar bombarderos Blenheim para provocar la deseada acción defensiva germana.

Ventajas y desventajas de los cazas de la RAF en esta fase:

1) Las formaciones de cazabombarderos hacían su acercamiento a la costa inglesas a baja altura, evitando así la detección del radar. Luego ascendían a grandes alturas, estas formaciones eran más difíciles de detectar para los radares ingleses, estando así los cazas británicos en desventaja táctica por estar normalmente a una altura inferior que los alemanes. En general los cazas ingleses llevaban la peor parte.

2) La defensa nocturna de Gran Bretaña eran aún muy deficiente, solo se contaban con algunos pocos escuadrones de Blenhein IF, Defiant y Hurricane con apagallamas en los escapes de los motores. El acercamiento a los bombarderos se hacía al principio de manera visual, con ayuda de reflectores. En Octubre entraron en servicio los primeros Bristol Beaufihter MkI para misiones nocturnas. Este modelo era una evolución del versátil diseño del Bristol Blenhein. Lentamente fue entrando el primer radar aerotransportado del mundo, el AI Mk IV.

Ventajas y desventajas para la Luftwaffe:

1) Ahora los cazas no tenían que escoltar bombarderos mucho más lentos. Al ser atacados por los cazas ingleses, los cazas de escoltas se batían contra los defensores, mientras que los cazabombarderos seguían hacia su objetivo, al ser más difícil de identificarlos a gran distancia que un bombardero por los Spitfire y Hurricanes. Una vez soltadas las bombas, reforzaban a los cazas de escoltas o regresaban directo al continente, ya que casi no les quedaba combustible, por el gran peso de la bomba. De esta manera se disminuyeron las bajas y muertes de tripulaciones de pilotos de los bombarderos.

2) Los ataques nocturnos de las Kampfgruppen disminuyeron enormemente las cifras de bajas en tripulantes y aviones. La precaria defensa de cazas nocturnos inglesa solo logro derribar tres bombarderos hasta diciembre de 1940.


3) Los alemanes comenzaron a experimentar diferentes métodos de ataques nocturnos basado en señales de radio. Comenzaba así una guerra electrónica que se perfeccionaría durante la guerra.

EL BLITZ NOCTURNO (o final de la fase inicial, y comienzo del bombardeo "estratégico" alemán)

Como resultado de las grandes pérdidas en hombres y bombarderos de la campaña diurna sobre Inglaterra, y sobre todo, como producto del bombardeo que realizó el Mando de Bombarderos de la RAF sobre Berlín, comienza entonces una nueva etapa de la batalla de Inglaterra, que podemos decir comenzó el 7 de septiembre de 1940, prosiguiendo todo el invierno para finalizar en Mayo de 1940, tras los preparativos de la operación “Barbarroja”, la invasión de URSS.
En Inglaterra esta nueva fase de la batalla es conocida como el Blitz

Podemos distinguir esta nueva etapa de la anterior, en los siguientes puntos:

1)Se trata ahora de una verdadera campaña estratégica, producto del cambio de política del Alto Mando alemán. Habiendo sido suspendido o dejado de lado (a menos temporalmente) la idea de una invasión a la Gran Bretaña, se buscaba entonces su rendición mediante el uso masivo de los bombarderos (se aplicaba así las ideas de Giulio Dohuet, de lograr la rendición del enemigo mediante el bombardeo masivo se sus centros de población e industriales). Estos serían realizados durante la noche por los Kampfgruppen, y durante el día por escuadrones de cazabombarderos (estos solo actuaron en el mes de Octubre, pero fueron el comienzo de las operaciones de los Jadgbomber, misiones Jabo, que serían realizadas a partir de mediados de 1941, por los Fw-190)

2)Por lo tanto, ahora si la Luftwaffe se empezaba a utilizar en misiones no tácticas (estratégicas), para la cual no había sido concebida. Al intentar realizar una campaña eminentemente estratégica, comenzaría lo que posteriormente fue señalado como la primera gran derrota de la Luftwaffe. Se haría sentir pues la carencia del bombardero cuatrimotor estratégico. El escaso alcance de los bombarderos bimotores alemanes (2000 Km en el caso del He 111, y sin el total de bombas de 2000 kg), evitaría ahogar lo suficiente a la nación inglesa. La camapaña de bloqueo submarina buscaba también el objetivo de rendir a la Gran Bretaña.

3)Ahora la aviación de caza de ambos bandos pasa asumir otro tipo de misiones. Las Jadgruppen emplearían a partir de ahora un tercio de sus aparatos de sus Staffel, (escuadrones), para las funciones de cazabombardero, además del ametrallamiento a baja altura de las bases aéreas de la RAF que estén a su alcance. El Mando de Caza de la RAF, pasaría ahora de la defensiva a una cada vez mayor campaña ofensiva, que comenzaría con las primeras misiones Circus, de interdicción de objetivos a baja altura en el norte de Francia, con el fin de mantener en alerta a Luftwaffe. Se intercambiarían pues los roles anteriores.

4)Comienza a partir de ahora una carrera tecnológica en los métodos de radioayuda, localización de blancos en la noche, y la tecnología de radares aerotransportados, así como los sistemas combinados de guía tierra aire de aviones interceptores, debido al escaso alcance de los radares montados en los aviones de caza nocturnos.

El Heinkel He 111H-4del Kampgruppe 100, fue el aparato utilizado para utilizar elequipo de radioayuda X-Gërat.

He 111 sobre el Londres. A esa altura se dificultaba la interceptación de los cazas ingleses. Pero estos ya estarían prestos a enfrentar a los bombarderos, atacandolos en grande "Alas" de varios squadrons. La escolta de Bf 109 (diurna) no tenían autonomía suficiente para defender a sus colegas de bombarderos.


El Blitz nocturno también viene dividido en dos partes:

1) Del 7 de mayo al 15 de Noviembre, fecha en que se comienzan los bombardeos nocturnos sobre Londres, hasta que se efectúa el bombardeo nocturno de la ciudad de Conventry, utilizando el sistema X-Gërat.

2) Del 15 de Noviembre de 1940 al 31 de Mayo de 1941, cuando se terminan los ataque a Gran Bretaña (por los momentos). Comenzaba así una nueva fase, donde se buscaba el bombardeo de otras ciudades, y centros industriales británicos.

Durante este período, la defensa nocturna inglesa era muy deficiente, confiando (al inicio), del contacto visual apoyado por reflectores.
La Lutwaffe dio comienzo así a una serie de mejoras radiofónicas, destinadas a mejorar la puntería sobre blancos nocturnos, resumamos a continuación los tres métodos básicos.

1) Knickebein (pierna doblada): Este equipo relativamente poco sotisficado, podía ser utilizado por bombarderos que contaran con el sistema Lorentz de aproximación a ciegas (se utilizaba para la ayuda en aterrizaje con mal tiempo). El piloto hacía que su avión siguiera un haz radiofónico de aproximación al blanco, y el apuntador de bombas las lanzaba al recibir una señal (segunda) de radio emitida de tal manera que atravesaba el haz de aproximación en un punto determinado. El sistema tenía la desventaja de poder ser interferido con facilidad, incluso podía ser “doblado”, su única ventaja consistía en que podía ser utilizado por un gran número de aparatos.

Sistema de intercepción de señales radiofónicas del Knickebein

2)X-Gërat (Equipo X): Sistema de ayuda especializado para bombardeo a ciegas instalado únicamente en los Heinkel He 111H-4 del Kampfgruppe 100 (Mayor Friedrich Aschenbrenner), que operaba desde Vannes y Chartres. Consistía en un haz de luz de aproximación que era atravesado por otros tres a poca distancia del blanco. Cuando el piloto recibía la primera señal a 50 Km del objetivo, podía seguir de manera muy precisa el haz y compensar la deriva. La segunda y tercera señal se producían a 20 y 5 km del objetivo. Se calculaba la velocidad del avión con relación al suelo y, utilizando esta información, las bombas eran lanzadas de manera automática después de pulsarse un botón al recibir la tercera señal. EL X-Gërat era muy preciso, pero podía ser interferido con facilidad.

Sistema de hazes radio del X-Gërat, los emisores de radio en tierra estaban en la zona francesa de Cherburgo

3)Y-Gërat (Equipo Y): Instalado únicamente en los He 111H-4 del III/KG 26 (mayor Victor von Lossberg) con base en Poix Nord. En este caso, el lanzamiento de las bombas se hacía cuando se había recorrido una cierta distancia a lo largo del haz. Esta distancia era computada automáticamente por una estación de radar de superficie, que a la vez enviaba una emisión interrogada, que el equipo especial a bordo del bombardeo respondía en una emisión pasado un intervalo prefijado. Se deducía la distancia a partir de la señal de tiempo. La estación de superficie enviaba la señal que lanzaba las bombas cuando se alcanzaba la distancia correcta. El sistema era muy preciso, pero podía ser interferido.


FUENTE:Tony Wood y Bill Gunston. Luftwaffe. El Tercer Reich. p-28 y 29.




Comentarios