Mi?rcoles, 24 de junio de 2009
La defensa aérea nocturna británica se encontraba en el verano de 1940 en un estado de atraso que no le permitiría enfrentarse con efectividad a las incursiones de las Kampfgruppen alemanas. De hecho, estas defensas nunca llegaron a ser efectivas, en el sentido que infligiesen una tasa de pérdidas importantes a la Luftwaffe. Cuando ya las defensas nocturnas comenzaban a tener experiencia (en 1941), y a ser algo efectivas, los alemanes suspenden su campaña de bombardeo nocturno, para dirigirse al ataque a la URSS. De manera que los avances en materia de interceptación nocturna lo desarrollaría en mayor medida la Luftwaffe a lo largo de la guerra, durante la campaña de bombardeo nocturno estratégico británica.

En el verano de 1940, el sistema de defensa nocturno británico se basaba en reflectores y cañones de 94 mm del Mando Antiaéreo, así como los primeros escuadrones de Blenhein y Hurricanes (tambien los Defiant, pilotados por polacos) asignados a misiones nocturnas, basándose inicialmente en el contacto visual. El sistema de localización acústica que empleaba el Mando Antiaéreo era ineficaz.

Datos del cañón de ordenanza Q.F. 3,7 pulgadas
Calibre: 94 mm
Peso: 9317 Kg
Longitud boca de fuego: 4.7 mts
Elevación: 80 grados.
Cota de eficacia: 9754 mts
Peso proyectil: HE 12,96 kg
Velocidad inicial: 797 m/seg.

La efectiva cadena de radares ingleses, “miraban” solo hacía el canal y el mar (no hacia tierra adentro). Eran los CH y CHL (Chaín Home Low – Cadena Local Baja), consistía en sistemas de alertas tempranas que solo alertaban a los aeródromos de los Groups de caza con un cierto margen de tiempo, para que despegasen e iniciasen la interceptación, proporcionando datos aproximados de las formaciones enemigas que se aproximaban. Pero el seguimiento y la definitiva localización del enemigo, debían hacerla visualmente los pilotos. De manera que con mal tiempo, la interceptación se complicaba.

En la noche la localización visual del enemigo es sumamente difícil. El alcance de los primeros radares aerotransportados tipo AI (Air Interceptation) era de apenas unos 6 Km, de manera que el primer problema a solucionar por el Jefe del mando de cazas (Dowding) era el desarrollo de un sistema de radar que pudiera ayudar a los aviones de cazas nocturna en la localización, desde el momento del despegue, hasta en que se encontrasen dentro del alcance efectivo de su radar aerotransportado.
Este radar de “detección tierra adentro” recibiría el nombre de GCI (Ground Controlled Interceptation, Interceptación controlada desde tierra). La primera estación GCI MkI comenzó a operar el 18 de Octubre de 1940. El controlador estaba en condiciones de representar gráficamente a los cazas amigos y a los bombarderos, dentro de un radio de 72 km, en un tubo de rayos catódicos, con sus respectivas diferencias de cota. La antena de los GCI era giratoria, a diferencia de los radares de detección diurna.

FUENTES:
1) Enciclopedia ilustrada de la Aviación. Historia de la Aviación. El Blitz nocturno. p-484
2) Enciclopedia Maquinas de Guerra. Artillería antiaérea pesada. Fascículo 60. pag 1194.


El primer avión que utilizaron por los ingleses para experimentar las posibilidades del desarrollo de un sitema de caza aéro nocturno eficaz, fue el Bristol Blenhein IF, a pesar de que por su acristalamiento del morro, se le consideraba totalmente inadecuado para dicha función: Sin enbargo, al ser un aparato de morro relativamente espacioso y por ser bimotor, se le consideró que tenía el espacio adecuado para llevar el voluminoso equipo de radar AI (Air Interception).

Bristol Blenheim MkIF, estaba armado con 4 ametralladoras de 7.7mm bajo el fuselaje, y otra en la torreta dorsal.

En 1937 se utilizaron por primera vez los equipos experimentales de radares aerotransportados. En 1930 se dió un pedido secreto por 21 Blenhein IF con radar, siendo equipados 15 aparatos del 25 Squadrons el 31 de julio de 1939. En Noviembre del mismo año, el 600 Sqn recibió los primeros 3 Blenhein IF con radar, comandados por Walter Pretty, quién mandaba anteriormente las primeras bases de radares Chain Home Low
Mientras los radares locales se mantenáin enfocados sobre el horizonte, los Blenhein tenían que comenzar su guardia nocturna usando tan solo la vista humana: el priemer derribo efectivo utilizando el radar aerotransportado se efectuó la noche del 22 al 23 de julio de 1940, la FIU (unidad de Interceptación de Caza) derribó un Do 17Z de la 2/KG3 el cual se estrello en el Canal de la Mancha.

Al final de la batalla de Ingalterra, la RAF disponía de 6 unidades de Belnhein caza nocturnos ( Sqns 23, 25, 29, 219, 600, 604), dos escuadrones de Defiant y una unidad de Hurricane. En Agosto de 1940 comienzan a entrar en servicio los Bristol Beaufighter en sustitución de los Blenheim, equipados con radares AI (Se notaban exteriomente por un pequeño vástago en la punta del morro).

Cuando la Luftwaffe atacó Conventry la noche del 14 al 15 de Agosto, (fecha que da inicio a la segunda fase del blitz nocturno), los Blenheim realizaron 35 salidas, los Beau 12, los Defiant 30 y los Hurricane 43. Esta fuerza nocturna no pudo hacer practicamente nada, frente a los He 111 que llegaron a la ciudad guiados por el equipo de radio ayuda X-Gerart.
Al comienzo da las actividades nocturnas, los Blenhein llevaban su camuflaje normal diurno, posteriormente, desde diciembre de 1940, se les pinto de un azul oscuro (el negro hacía que se le notase la silueta en la noche), debiendose pintar tanbién los cristales inferiores de la cabina acristalada, y a que producía reflejos por la luz lunar o de los poblados.

FUENTE: ESCUADRONES DE BLENHEIM DE LA IIGM. Jon Lake
Editorial del Prado (traducción del Osprey) 2000

Durante las diferentes fases de la batalla German Göering ordenó distintas directrices tratando de corregir el transcurso de la batalla

El objetivo de la destrucción de la fuerza aérea enemiga queda aclarado por Göering, como el objetivo primordial, dejando como objetivos secundarios a la industria aeronáutica británica. Así lo ratifica en el punto número 6, de su directiva del 15 de Agosto: “Hasta nueva orden, las operaciones van directamente dirigidas contra la Fuerza Aérea enemiga, incluyendo la industria aeronáutica enemiga dentro de las zonas de las distintas Luftfloteen. Los barcos y bases navales serán solo atacados cuando las circunstancias sean propicias. Por el momento, otros objetivos serán ignorados. Debemos concentrar nuestros esfuerzos en la destrucción de la Fuerza Aérea enemiga.”

El fracaso del Junkers Ju 87 Stuka sobre Inglaterra: Era evidente que la importancia del Stuka tendría que disminuir durante la batalla de Inglaterra. Concebido como avión de apoyo directo al ejército, sirviendo de artillería móvil; los Stukas no tenían un ejército al cual apoyar, además de contar con un alcance modesto, a pesar que, durante el ataque a Noruega, existían la versión Ju 87R, equipada con depósitos de combustibles bajo las alas. Por otro lado, el incierto dominio alemán del espacio aéreo inglés, trajo consigo la ya conocida vulnerabilidad de este modelo ante la aviación de caza enemiga. Por tal razón, German Göering había recomendado medidas especiales de escolta para proteger a los Stukas, planteando la siguiente solución, en el punto número 1 de su directiva del día 15 de Agosto: “la escolta de cazas para nuestras formaciones de Stukas debe ser reajustada, al concentrar el enemigo sus ataques en muestras operaciones de bombardeo en picado. Parece necesario disponer de tres Grupos de caza por cada Grupo de Stukas; uno de estos grupos queda juntos a los Stukas, y deben picar junto a ellos en sus ataques; el segundo vuela adelante y encima del objetivo a altitud media, para interceptar las defensas de cazas; el tercero protege a los atacantes por detrás, siendo éstos también necesarios para escoltar a los Stukas en su regreso a través del canal.” Se evidencia lo desesperado de la medida, que arrastraba necesarios cazas para las misiones de “casería libre”, necesarios para conseguir el dominio del aire sobre el sudeste inglés. Después del Blitz nocturno, y el consiguiente cambio de tácticas de los alemanes, al bombardear objetivos industriales, el Stuka volvería a la acción sobre Inglaterra para el mes de Noviembre, atacando nuevamente convoyes sobre el canal.


Con respecto a los monomotores Messerschmitt Bf-110 Göering decía en su punto número 5 de su directiva del 15 de agosto: “He dado repetidamente la orden que los cazas bimotores sean solo utilizados donde el radio de los cazas monomotores sea inadecuado, o donde sea pertinente asistir a los cazas monomotores para vencer en los combates. Nuestras reservas de cazas bimotores no es grande, debemos usarlos con la economía que sea posible.” 

Comparación de los resultados de la batalla de Inglaterra con algunos postulados teóricos de preguerra: Como hemos venido diciendo, la concepción como arma táctica de la Luftwaffe, hacía de esta fuerza aérea efectiva en un escenario bélico que no estuviese mas allá de sus posibilidades en alcance de sus bombarderos medios, y cuya duración fuese lo más corta posible.

Estas condiciones se venían cumpliendo para la Luftwaffe a la perfección. A principios de septiembre de 1940, los aeródromos del Grupo de Caza 11 estaban al borde de la inoperatividad, además que el ritmo de batalla estaba dejando con escaso pilotos entrenados al Mando de Caza de la RAF. Esta era la visión de uso para la aviación que proponía el inglés Hugo Trenchard.

Esta situación se mantuvo hasta el día 7 de septiembre, cuando comienza el primer bombardeo diurno a Londres, situación que marcaría la pauta de acciones de la Luftwaffe. A partir de eses momento la aviación germana pasaba de un combate de carácter táctico, a uno de carácter estratégico, para el cual no estaba preparada. El resultado fue que ni se logró vencer a la RAF, (no se destruyeron los cazas ingleses porque no se logró paralizar su producción), ni tampoco se logró vencer a los británicos con el uso exclusivo del bombardero estratégico, como lo establecía Dohuet.

La aviación defensiva demostró su papel fundamental, gracias ahora del uso del radar, cuya participación no podía predecir Dohuet en 1921. Igualmente, la aviación de escolta defensiva fue muy necesaria para los alemanes, como lo predijo Trenchard, aunque esta función no fue cumplida por el avión a que le correspondía esta misión, el bimotor pesado Messerschmitt Bf 110, dejando obsoleta la idea del caza pesado “destructor” de principios de guerra. La necesidad de proteger a los bombarderos con el monomotor Me 109, hizo perder a la Luftwaffe la ventaja táctica en el combate aéreo de atacar desde gran altura, en picado y con sorpresa, a los Spitfire y Hurricanes.

Se demostró además la vulnerabilidad del bombardero en picado, base fundamental de la Blitzkrieg, en situaciones de combate en las que aún no se contaba con el dominio del espacio aéreo, situación contraria a lo acaecido en Polonia y Francia.

Para fines de noviembre de 1940, la Luftwaffe había perdido aproximadamente unos 1730 aviones, entre bombarderos y cazas, la RAF unos 940, la gran mayoría eran Hurricane y Spitfire. Habían muerto aproximadamente unos 500 pilotos ingleses, pero el peligro de invasión a la Gran Bretaña había quedado atrás. Por esto el Primer Ministro Churchill dijo sus famosas palabras: “Nunca tanto habían debido tanto a tan pocos.


” DIRECTIVA DE GERMANN GÖERING DE PRINCIPIOS DE NOVIEMBRE DE 1940

1) Londres sigues siendo el objetivo principal: a) de día, mediante ataques con cazabombarderos escoltados, y cuando esté nublado, con bombarderos sin escolta; b) por la noche, ataques con fuerzas equivalentes de las II y III Luftflotten.
2) Ataques con fuerzas reducidas a las zonas industriales de Coventry, Birmighan y Liverpool
3) Minado del Támesis, canal de Bristol, Mersey y canal navegable de Manchester por el IX Fliegerkorps.
4) Destrucción de los talleres de producción de motores de aviación Rolls Royce en Hilligton (Glasgow) por el III/KG 26, que utilizaría el Y-Gërat para la localización del blanco.
5) Hostigamiento de la caza enemiga con incursiones frei jagd (caza libre)
6) Ataques con escolta de cazas, a convoyes en el Canal, y a la navegación en el Támesis.
7) Destrucción de la industria aeronáutica enemiga por tripulaciones especiales de las II y III luftflotten.
8 ) Ataques a las bases de la caza nocturna aliada.
9) Preparación de ataques a Conventry, Birmighan y Wolverhampton mediante la utilización de X-Gerät, dirigidos por el Kampfguppen 100.

fUENTEEnfurru?adoEnciclopedia Ilustrada de la Aviación, P-484)

Es la opinión generalizada de que la Luftwaffe fue vencida por el Mando de caza de la RAF en ese período que comprende de Mayo a Novienbre de 1940. Sin embargo, esto nos parece una afirmación algo simplista, ya que el resultado de la batalla debe verse desde distintos puntos de vista.
Aqui algunas cortas reflexiones:

1) Si vemos la pèrdidas de ambos bandos caza contra caza, los del Mando de Caza británico son iguales a superiores a los de las Jagdgruppen. Desde este punto de vista, no estoy de acuerdo con que la Luftwaffe perdió. El famoso dicho de Galland a Göering "denos unos cuantos Spitfire", me parece que le han exagerado su importancia.

2) Los británicos se estaban quedando sin pilotos de caza, lo que significa que, si vemos esto como un combate piloto contra piloto, fue una victoria alemana.

3) Recordemos que, las grandes bajas alemanas de aviones, correspondía en su mayoría a bombarderos (estas pérdidas eran insostenibles, pero aún así estaban los alemanes pagar ese sacrificio de hombres y máquinas), en cambio que todas las bajas inglesas eran de caza.

4) Solo un hecho fortuito salvo a los británicos de perder el dominio del aire en el sureste inglés. (Un bombardeo mal calculado sobre Londrés), cuando aún estaba prohibido el bombardeo a la población civil

5) Ya desde Junio o Julio de 1940, Hitler ya estaba pensando en invadir a la URSS. Hitler en el fondo buscaba que los ingleses se rindieran, lo intento con los bombarderos. Al ver que los ingleses estaban por los momentos contenidos, se dirigió a la URSS.

6) Solo desde un simple punto de vista estrátegico, la no ejecución del plan Sëlowee (la invasión de Inglaterra) es el fundamento para decidir que la Luftwaffe perdió la batalla, En todo caso, perdieron las Kampfgruppen, no las Jesghwader. Pero repitó, eso fue una decisión temprana de Hitler.






Comentarios