Domingo, 27 de septiembre de 2009
La verdad es que dicha batalla encierra un montón de cuestiones controvertidas, surgidas sobre todo, gracias a la variedad de fuentes escritas, puesto que para el estudio de la misma, contamos con una importante cantidad de fuentes, a saber: Diodoro Siculo, Justino, Plutarco, Pausanias y Polieno, aunque la informacion aportada es dispersa, incompleta, y por momentos, contradictoria. 

 

Ninguno de los citados, aunque aportan datos interesante, sugiere de forma completa y explicita los detalles de la batalla. No hay entre las fuentes por ejemplo, referencia claras sobre el terreno y la posición de los ejércitos enfrentados o su composición, no hay menciones sobre el uso de la caballería (ni siquiera cuando se refieren a Alejandro), incluso plantean situaciones tácticas opuestas (o por lo menos diferentes), unos adjudicando la victoria a Alejandro otros a Filipo. También describen situaciones (la maniobra de Filipo, el ataque de Alejandro al Batallón Sagrado de Tebas) que de haber ocurrido, plantean aun más interrogantes.

Entonces el relato sobre esta batalla, que surge de la “reconstrucción” que podamos hacer de todos los fragmentos conocidos y que mencionan algún aspecto de la batalla, debe ser revisado y contrastado. A mi entender todos los textos son importantes, incluso pienso que dichas afirmaciones, en un principio contradictorias, pueden tornar en complementarias tras un minucioso análisis. A continuación les ofrezco mi punto de vista.

Imagen de Filipo II de Macedonia.

Antecedentes.

Ningún relato de batalla esta completo sin antes graficar (aunque sea de manera acotada, pero rigurosa) los acontecimientos previos que la motivaron.

En los años previos a la batalla, veremos a un activo Demóstenes (ateniense el), principal instigador a la causa anti macedonia, que buscara con una intensa política diplomática armar una importante coalición con la que oponerse al todopoderoso Filipo. Son famosas sus “filipicas”, donde advierte el peligro que significa la expansión macedonica, pero en estas fechas (cercanas al conflicto que estamos tratando), ya ha pasado de la palabra a la acción.

La “Cuarta Guerra Sagrada” (1) complica todo el panorama para Demóstenes, Filipo (que manejaba los hilos del conflicto tras bambalinas) encuentra el mejor pretexto para mover su ejército hacia la Focide. Preocupa y con razón a Demóstenes, que Tebas, quien seguro podría ser su mejor aliado en el conflicto, ahora este enemistada con Atenas con motivo de dicho conflicto. Para colmo Filipo los invita a sumarse a su causa. Demóstenes no se quedo quieto, rápidamente se movió a Tebas (también Filipo envió embajadores) con intenciones de volcarlos a su favor. Primero hablaron los Beocios cercanos a la causa de Filipo, luego le toco el turno a Demóstenes, y según Plutarco, sus palabras fueron demoledoras para la causa macedonia:

“…pero la elocuencia del orador, encendiendo sus ánimos, como dice Teopompo, y acalorando su ambición, hizo sombra a todos los demás objetos, de manera que les quitó delante de los ojos el miedo, su interés y su gratitud, entusiasmadas con el discurso de Demóstenes por sólo lo honesto. Pareció tan grande y tan admirable el efecto producido por su elocuencia, que Filipo envió inmediatamente heraldos a solicitar la paz; la Grecia toda se puso erguida en expectación de lo que iba a suceder; se ofrecieron a disposición de Demóstenes, para obrar según mandase, no sólo los generales, sino hasta los Beotarcas; y éste fue el que dirigió todas las juntas públicas, no menos las de los Tebanos que las de los Atenienses, amado y respetado de unos y otros, no sin razón ni sobre su mérito, como observa Teopompo, sino con sobrada justicia.” (2)

Así Demóstenes conseguía la tan mentada alianza, sin embargo no todo eran flores, los atenienses tuvieron que renunciar a varios privilegios, a pedido de los Tebanos.

El conflicto comenzo con una serie de encuentros mas del tipo de una guerra de posiciones. Una serie de combates entre los nuevos aliados y las fuerzas de Filipo, decantaron a favor de los griegos. Estos primeros reveses (en los que los atenienses se destacaron), no impidieron que Filipo rompiera finalmente las defensas por donde los griegos coaligados menos se lo esperaban. El nuevo frente defensivo presentado por los griegos, esta vez no pudo ser roto por Filipo, pero inteligentemente traslado sus tropas a zonas cercanas a Beocia, esta maniobra causo temor ente los Tebanos. Un nuevo frente defensivo se imponía, unas colinas cercanas a la ciudad de Queronea parecían ser el mejor sitio para la última defensa. Así estaban dadas las cosas, la batalla final era inevitable.

Estatua de Demostenes

 

Citas:

 1. Al igual que para el posterior conflicto de Cioscefalos, que ya les relate, otro absurdo hecho pone en peligro la libertad griega. En el año 339, durante la Amphictionia en Delfos, la delegación de Amphisa propuso imponer a los atenienses a una multa de 50 talentos, argumentando que estos habían depositado en el Templo de Apolo, en Delfos, unos escudos votivos de oro antes de que el propio templo (reconstruido tras un incendio) hubiese sido consagrado. Evidentemente, la absurda acusación, tenía a Filipo como principal instigador.

 2. Plutarco. DEMOSTENES, 18.

Los ejércitos opuestos.

Ambas fuerzas deben haber sido equivalentes, sin embargo es probable que los macedonios superaran no solo en calidad sino también en cantidad en cuanto a caballería. Los griegos depositaban toda su fe en su infantería, las victorias de Onomarco, así lo establecían. Sus curtidos mercenarios fueron capaces de plantar cara a las “nuevas” falanges macedonias y derrotarlas, no sin un buen plan de batalla obviamente. Este general griego había sabido anular la caballería macedonia, fijar a las falanges con su propia infantería, y castigarla duramente hasta obligarla a abandonar el campo. Como veremos luego, el plan griego para Queronea, coincidiría en algunos puntos.

Las fuentes nos ofrecen algunos números. Diodoro dice que Filipo reunio más de treinta mil infantes y no menos de dos mil caballos “…había combatido en muchas batallas de diferente tipo y había sido vencedor en la mayoría de los casos, de modo que tenía una amplia experiencia en operaciones militares…” (1). Espero a sus aliados y marcho a Beocia. Su ejército presentaba una vez más su “nueva” falange (mas un numero incierto de aliados), que junto a su caballería, representaba la base de su ejército. Nada sabemos de los hispanistas, no hay mención entre las fuentes.

Plutarco (2), habla de “quince mil infantes y dos mil caballos, además de la gente de las ciudades”, en el bando griego, tal vez sin contar a una parte de los aliados. No creo que hayan sido tantos en caballería, aunque puede ser posible, lo seguro es que no se igualaban en calidad con los macedonios. El mismo Diodoro (3) dice que los macedonios superaban en número y en calidad (experiencia), a los griegos. Entiendo que se refiere en relación a los atenienses, a quienes otras fuentes los ponen como valientes pero inexpertos. En oposición Justino (4), dice que los atenienses eran superiores en número. Lo cierto es que Demostenes había arrastrado a la juventud y estaban impacientes en luchar, los había enardecido. También logro la alianza con los Beocios. A los atenienses les recordó a Pericles, a los tebanos, Epaminondas.

Un detalle que grafica la diferencia de “calidad” en el bando griego, comparado con el macedonio, es aportado por Diodoro (5), quien dice “los mejores generales estaban muertos (Ifícrates, Cabrias y Timoteo) y el mejor de los que quedaban vivos, Cares, no era mejor que cualquier soldado medio en la energía y discreción requeridas a un comandante”.

Lo mas probable es que los griegos superaran en infantería a los macedonios, no así en caballería. Igualmente el numero debería ser bastante similar, ambos bandos deberían enrolar cerca de 30 o 35 mil hombres en toral (incluyendo infantería pesada y liviana, y la caballería). Así conformados, ambos oponentes buscaron el combate definitivo en las inmediaciones de Queronea.

 

Citas:

1. DIODORO. BIBLIOTECA HISTÓRICA. 16.85.7

2. Plutarco. DEMOSTENES. 17

3. DIODORO. BIBLIOTECA HISTÓRICA. 16.86.5/6

4. JUSTINO 9.3

5. DIODORO. BIBLIOTECA HISTÓRICA. 16.85.7

 

 

El terreno y la línea de batalla.

Como decía al iniciar el trabajo, no hay una referencia clara entre las fuentes sobre el terreno donde se diera la batalla. Sabemos por las fuentes que se desarrollo en las inmediaciones de Queronea, en una llanura conformada por el río Cefiso (Plutarco señala que Alejandro se ubico a “orillas del Cefiso&rdquoGui?o (1) y unas elevaciones del terreno. Dicha llanura era cursada por unos arroyos hoy inexistentes (entre ellos el Hemo que señala Plutarco), y de la misma partía el paso de Kerata a Beocia Central, innegable vía de escape para los griegos ante eventual derrota.

Por otro lado, las fuentes son claras al señalar como griegos y macedonios se repartieron los sectores del campo de batalla, y como quedaron enfrentados los líderes macedonios a las diferentes facciones griegas (2), pero nada nos dicen explícitamente sobre cual fue el sector por donde actuó cada uno.

Sin embargo todos estos cuestionamientos pueden ser deducidos sin miedo a equivocarnos, puesto que con estas pistas podemos comenzar a hacernos una idea tanto del campo de batalla como de la posición de los ejércitos enfrentados.

Por las mismas fuentes sabemos que se celebraron honores a los caídos de ambos bandos: Pausanias nombra al Leon de Queronea (3), fosa común del batallón sagrado; y Diodoro nos refiere el trofeo” erigido en honor a la victoria, y los honores a los caídos macedonios (4) y el mismo pasage de Plutarco citado mas arriba sugiere que la sepultura de los macedonios tiene lugar junto al Cefiso. La arqueología a confirmado esto con el descubrimiento de dos túmulos con cuerpos, uno incinerados, típico de los macedonios (junto al Cefiso), y el otro sin incinerar, característico de los griegos, incluso en un numero (254 cuerpos) bastante cercano al del batallón sagrado en el sitio donde se encuentra el Leon de Queronea.

Leon de Queronea

También se ha sabido identificar al arroyo “Hemo”, que cruzaba la llanura y sobre la que se habrían apoyado un sector del ejército griego (5), pero es contradictorio en cuanto a la posición de los Tebanos. Puesto que su túmulo se encuentra cercan al Hemo, en el sector opuesto a donde deberían haber actuado, es decir, junto al Cefiso que sabemos fue donde actuó Alejandro.

Es claro que Plutarco en su biografía de Demostenes, cuando se refiere al Hemo (el cual parece “haberse llenado el río de sangre y de cadáveres”), lo hace en referencia a los atenienses y no a los Tebanos. Es de suponer que los cuerpos de los Tebanos fueron trasladados allí, para no ser enterrados cerca de los vencedores Macedonios, si es que Pausanias no se equivoca, puesto que el mismo reconoce que “no hay inscripción sobre este monumento” (el León de Queronea, se entiende).

Esta claro entonces, que los Tebanos y su Batallón Sagrado formo en el flanco derecho del dispositivo griego, junto al Cefiso, y enfrento a Alejandro, y fue allí donde se dieron los más duros combates, lugar obvio para la ubicación del trofeo y de la fosa de los macedonios. Esta claro también que los Atenienses formaron en el flanco izquierdo, según Plutarco junto al Hemo, cubriendo la vía de escape, y de acuerdo con Polieno (menciona la maniobra ejecutada contra estos griegos), enfrentaron a Filipo. El centro griego, será tomado por los aliados Beocios.

 

Esquema del campo de batalla.

Diodoro nos ayuda además, a definir un poco mas el resto del ejercito macedonio, puesto que el señala como Filipo “situó a su hijo Alejandro, joven en edad pero destacado por su valor y rapidez en la acción, en un flanco, colocando a su lado a sus generales más experimentados, mientras que él mismo a la cabeza de hombres selectos ejercía el mando sobre los demás”, donde queda claro como ambos se hacen dueños de los respectivos flancos de su ejercito, pero podemos intuir que de la izquierda hacia el centro, comandaban otros lideres macedonios.

Se intuye, por analizar el campo de batalla y los puntos mencionados por las fuentes, que la línea griega cuyo flanco derecho deberiamos ubicarlo algo adelantado al punto seis del esquema, y cuyo flanco izquierdo algo atras del punto cinco del mismo esquema, ocuparía unos tres kilómetros, su posición no seria del todo perpendicular a los “bordes” del campo (el río y las estribaciones rocosas), y que cubria su ruta de escape al mismo tiempo que maniobraban claramente para anular toda posibilidad a la caballería macedonia, que se había mostrado superior en anteriores combates.

Queda de esta manera sugerida la posible posición de ambos ejércitos. Personalmente pienso que Filipo avanzo hacia la línea griega de manera oblicua, luego diré por que.

 

Citas:

1. Plutarco, Vidas Paralelas, Alejandro, 9.2 “En Queronea concurrió a la batalla dada contra los Griegos, y se dice haber sido el primero que acometió a la cohorte sagrada de los Tebanos; todavía en nuestro tiempo se muestra a orillas del Cefiso una encina antigua llamada de Alejandro, junto a la cual tuvo su tienda, y allí cerca está el cementerio de los Macedonios.” 

2. Diodoro, Biblioteca Historica, 16.86.  Los ejércitos se desplegaron al amanecer, y el rey situó a su hijo Alejandro, joven en edad pero destacado por su valor y rapidez en la acción, en un flanco, colocando a su lado a sus generales más experimentados, mientras que él mismo a la cabeza de hombres selectos ejercía el mando sobre los demás; unidades individuales fueron estacionadas donde la ocasión requería.

Por otra parte, dividiendo la línea según su nacionalidad, los Atenienses asignaron un flanco a los Beocios y retuvieron el mando del otro para sí mismos.

3. El mármol del "León de Queronea" guardian de la tumba común en la que yacen los miembros del Batallón Sagrado de Tebas y que fueron enterrados después de la victoria de Filipo, en el 338 antes de Cristo. Se erigió, según Pausanias, por los tebanos en la memoria de sus muertos. La excavación de la tumba revelo a la luz 254 esqueletos, dispuestos en siete filas. El sitio fue excavado por R Stamatakes en 1880.

4. Diodoro, Biblioteca Historica, 85.6 “Asimismo, muchos de los Beocios fueron asesinados y no pocos tomados cautivos. Después de la batalla Filipo erigió un trofeo de victoria, dio a los cadáveres enterramiento, ofreció sacrificios a los Dioses por la victoria, y confirió premios según sus méritos a aquellos de sus hombres que se hubieren distinguido“.

Pausanias. La descripción de Grecia. LIBRO IX. BEOCIA. 40.10 “Al llegar a la ciudad de Queronea, se encuentra el Polyandrion dónde se enterraron los Tebanos que fallecieron combatiendo contra Philippe; no hay inscripción sobre este monumento, pero se supera de un león, lo que tiene principalmente informe al valor de estos últimos. Se no se puso inscripción, pienso, porque el…… no apoyó su valor.”

5. Plutarco, Vidas Paralelas, Demostenes, 19 “…Dícese que el Termodonte es un riachuelo de Queronea, nuestra patria, que entra en el Cefiso; pero nosotros ahora no conocemos ningún arroyo que se llame de este modo, y sólo inferimos que el que se llama Hemón se decía entonces Termodonte, y es el que corre junto al templo de Heracles, donde tuvieron su campo los Griegos, conjeturando que después de la batalla, por haberse llenado el río de sangre y de cadáveres, mudó éste su nombre en el que ahora tiene…”

La Batalla. Cuestiones tácticas en las fuentes antiguas.

Las fuentes han sabido trasmitir una serie de situaciones tácticas en principio contradictorias u opuestas, veamos.

Plutarco, señala que Alejandro es el primero en atacar, luego dice que Filipo festeja el valor de su hijo, pero no queda claro si con esto esta queriendo adjudicar el triunfo en la batalla a Alejandro, aunque es una posibilidad (1). 

IX “…En Queronea concurrió a la batalla dada contra los Griegos, y se dice haber sido el primero que acometió a la cohorte sagrada de los Tebanos; todavía en nuestro tiempo se muestra a orillas del Cefiso una encina antigua llamada de Alejandro, junto a la cual tuvo su tienda, y allí cerca está el cementerio de los Macedonios. Filipo, con estos hechos, amaba extraordinariamente al hijo, tanto, que se alegraba de que los Macedonios llamaran rey a Alejandro y general a Filipo;…” PLUTARCO. VIDAS PARALELAS. ALEJANDRO.

Diodoro Siculo, en cambio, primero resalta la acción de Alejandro, pero luego dice que la victoria le pertenece a Filipo. En cuanto a la táctica, al parecer enuncia la maniobra que Polieno adjudica a Filipo, dice que este retrocede primero y luego los obliga a huir, todo mientras Alejandro combate contra los Tebanos.

[3] Entonces Alejandro, poniendo su ánimo en mostrar a su padre su valor y que no cedía ante nadie en deseo de vencer, hábilmente secundado por sus hombres, teniendo primero éxito en romper la sólida línea del enemigo y en abatir a muchos golpeó duramente a las tropas enfrentadas a él.

[4] Como el mismo éxito fue logrado por sus compañeros, constantemente eran abiertas brechas en la línea. Se apilaban los cuerpos, hasta que finalmente Alejandro se abrió paso a través de la línea y puso a sus oponentes en fuga. Entonces el rey también en persona avanzó, por el frente y no concediendo crédito a la victoria ni siquiera a Alejandro; primero forzó a las tropas colocadas frente a él a retroceder y luego obligándoles a huir se convirtió en el hombre responsable de la victoria. DIODORO. BIBLIOTECA HISTÓRICA: LIBRO XVI. CAPITULO LXXXVI.  

Por otro lado Polieno (el macedonio), que sabemos no era un experto en táctica (2), puntualiza sobre determinada maniobra ejecutada por Filipo, que a mi parecer, es fundamental para entender la batalla.

[2] Enfrentado a los atenienses en Queronea, Filipo hizo un simulacro de retiro: cuando Stratocles, el general ateniense, ordenó a sus hombres para empujar hacia delante, gritando, "Vamos a seguirlos hasta el corazón de Macedonia". Fríamente observó Filipo: "La atenienses no saben cómo conquistar" y ordenó su falange de mantener una formación cerrada y firme, y poco a poco a retirarse, que cubran con sus escudos de los ataques del enemigo. Tan pronto como se había alcanzado por la maniobra una ventajosa posición en el terreno, y ha conseguido una ventaja, se detuvo, y alentó a sus tropas a un ataque vigoroso, hizo tal impresión sobre el enemigo, en cuanto quien quiere obtener una brillante victoria en su favor.

[7] Filipo, en Queronea, a sabiendas que los atenienses son ardorosos en combate, pero sin experiencia, y sus macedonios instruidos en la faena y el ejercicio, pensó en prolongar la acción principal y reservar su ataque hasta la última acción, el enemigo débil y agotado seria incapaz de sostener el ataque.

POLIENO. STRATEGEMATA. FILIPO.

No deja de llamar la atención, la ausencia de mención sobre el uso de caballería, es claro que el dispositivo griego fue pensado para negar toda posibilidad de maniobra a esta poderosa arma macedonia, pero podemos suponer que Filipo no iría a dejar de lado su principal arma, además de que hoy sabemos la capacidad de Alejandro para comandar dicho cuerpo de caballería.

Entonces, Alejandro inicio el combate contra los Tebanos según Plutarco, abrió brechas en la línea griega según Diodoro (¿con caballería o infantería?), pero la victoria fue de Filipo. Por ultimo, Polieno nos relata la maniobra que sugiere por que habría sido así.

Las preguntas que me hago son ¿Cómo se dieron los hechos en realidad? ¿En que orden? ¿Con que armas se ejecutaron dichas maniobras? ¿A quien debemos la victoria finalmente? ¿A Alejandro, a Filipo, o ambos? ¿Cómo se abrieron brechas en la línea griega? ¿Alejandro ataco de frente al Batallón Sagrado? ¿Fueron flanqueados, aun cuando el dispositivo griego lo impedía? ¿Qué papel jugo la caballería?

En el siguiente punto pienso desentrañar estas cuestiones.

 

Citas:

1. En su biografía de Pelopidas, Plutarco parese ser muy elogioso con el Batallón Sagrado y su resistencia ante los ataques de Alejandro, algo que debemos tener en cuenta a la hora de valorar la supuesta carga de Alejandro contra este cuerpo de elite de infanteria. La razon que encuentro para entender este asunto es el hecho de que Plutarco haya querido seguramente elogiar por demas a los tebanos, y una resistencia horoica contra el futuro heroe macedonico y su temible cuerpo de caballeria, es por demas sugestiva.

2. Su trabajo (o lo que se le adjudica) es solo una recopilación de anécdotas bélicas dedicadas a Marco Aurelio y Lucio Aureliano Vero ante la inminente campaña contra los Partos, pero que sobretodo denotan su gusto por las artimañas, engaños y trampas, que los personajes por el comentados, desarrollaron en el campo de batalla.


La Batalla. Análisis final.

La cuestión, para mi, pasa por no desestimar lo dicho por las fuentes. Las anteriores victorias de los macedonios, nos enseñan que la victoria no debemos adjudicarla a una situación particular, el ejercito macedonio, la creación de Filipo, es una maquinaria de guerra perfectamente aceitada, curtido en mil batallas, pero principalmente, con una disciplina táctica admirable. Visto de esta forma, las situaciones citadas, cobran otro valor.

El planteo defensivo de los aliados griegos es totalmente entendible, si bien tenían fe en su infantería (Onomarco había demostrado que el hoplita clásico podía derrotar al ejercito macedonio), su caballería no estaba a la altura, y teniendo en cuenta la importancia de esta arma en las victorias macedonias, los obligaba a tomar recaudos. La batalla debería ser de infantería, era inconcebible ofrecer un flanco a la caballería enemiga. Pero el genio de Filipo, apoyado en su eficiente ejército, iba a poder más.

Fase Inicial. Disposicion de los ejercitos.

Veamos algunas cuestiones. Nadie pone en duda la capacidad de la caballería macedonia, incluso sabemos de su capacidad de abrir brechas en una línea de hoplitas, pero aun esto debía poder hacerse solo en ciertas circunstancias. Pensar que desde un comienzo Alejandro se estrello contra el muro de escudos y lanzas que le ofrecían lo mejor de su oponente (el Batallón Sagrado, ni mas, ni menos) hasta terminar por derrotarlos, es muy optimista (1). Incluso a la poderosa falange macedonica le debería ser difícil conseguir tal ruptura, ante un enemigo tan resuelto. Filipo debía crear una situación favorable de ruptura, y es allí donde la maniobra relatada por Polieno adquiere la relevancia que merece.

Y esta es mi teoría. Pienso que Alejandro abrió la batalla acosando a los Tebanos (con caballería e infantería liviana tal vez), sin chocar con ellos desde un principio, pero fijándolos en el terreno. Entonces Filipo, al mando de infantería, se lanza contra los atenienses y traba combate.

Fase 1. Filipo ataca a los Atenienses.

Tras este primer cruce, inicia un controlado repliegue, los atenienses mas inexpertos muerden el anzuelo y lo persiguen. Al parecer, dicho movimiento lo ejecuto con sus nuevas falanges, y en formación “cerrada” según Polieno, que yo interpreto como más compacta o poco extendida, y lo pienso en razón de que semejante maniobra debía ser ejecutada con el mayor de los cuidados. Pero Diodoro, habla de hombres selectos, ¿se refiere talvez a los hispapistas? No tengo una opinión clara, pero seguramente una formación de falange macedonica (y no hispapistas), cerrada y muy compacta, podía repeler todo intento ateniense por romper su formación o incluso flanquearla. Es solo una suposición mía.

Fase 2. Filipo se repliega, los Atenienses lo siguen.

Y es ahora que tenemos el punto más importante de la batalla. Los atenienses ciegos de victoria no ven que con su movimiento están comprometiendo seriamente el plan aliado. Su movimiento los saco de su posición ventajosa, perdieron la línea de combate. No hay referencia en cuanto a cual fue la reacción de Nausicles (el líder Tebano), pero podemos suponerlo. Puesto que los atenienses pusieron en una difícil situación al centro del dispositivo, cabían pocas opciones según mis limitados conocimientos en estas cuestiones, a ver: o toda la línea era “arrastrada” por los atenienses para no abrir brechas en el centro ofreciendo ahora si los Tebanos su flanco derecho junto al río, o el centro se “dilataba” lo suficiente para intentar seguir conectado a sus flancos, pero debilitándose.

Tengamos en cuenta que es probable que los Tebanos no se movieran de su ventajosa posición, incluido el Batallón Sagrado, además de que probablemente fueron fijados al terreno por Alejandro. Aunque la primera opción es tentadora, la veo poco probable por los motivos enunciados, es decir, me parece muy posible, incluso lógica, una maniobra de “aferramiento” por parte de Alejandro que si lo sumamos al “repliegue controlado” de Filipo, da como único resultado, un descalabro de la férrea alinea griega, sobre todo en su centro. En tal situación, las brechas son violentadas, imposibles que no ocurran.

ase 3. Ruptura de la linea griega.

La ruptura fue conseguida, pero aun quedan cuestiones por desentrañar. Diodoro nos comenta como Alejandro logra abrir brechas en la línea griega, también lo hacen sus compañeros, que yo entiendo se refiere a los otros lideres macedonios que sabemos se escalonaban desde el flanco hacia el centro. Sabemos que el combate con el Batallon Sagrado fue prolongado y muy duro, es muy posible que ocurriera luego de la ruptura, cuando los flancos de la falange griega eran entonces accesibles. Creo que en este momento el centro griego se derrumbo, y ambas alas eran aisladas y rodeadas.

También Diodoro nos dice que en el instante en que Alejandro progresa, Filipo arremete contra los atenienses. Pero Polieno es mas preciso al decir que Filipo “dilato” la acción, aguardando su ataque al momento indicado. Por esto creo que Diodoro nos relata juntas, todas las etapas estudiadas.

Ahora bien, si como creo yo ambas alas fueron aisladas, la victoria es solo cuestión de tiempo. Algunos historiadores han querido ver algo mas en las palabras de Polieno, para algunos, ese “prolongar la acción principal”, no se refiere a prolongar en el tiempo el ataque, sino a prolongar o estirar sus líneas para envolver a los atenienses. Suena bien, y es posible, pero (a no ser que mi traducción de Polieno no sea correcta) me parece querer ver en las fuentes lo que no hay. La cuestión es que Filipo detuvo su retroceso, enfrento a los atenienses mientras el resto de los macedonios rompía la línea griega por el centro. Separados de sus aliados y con el flanco abierto (el derecho, hacia el centro griego) todo el ímpetu inicial en los atenienses se esfumo, probablemente hayan sido flanqueados, y con su sangre y cuerpos inundaron el “Hemo”.

 

Fase 4. Derrota griega.

Demostenes huyo sin pensarlo dos veces (2). En el otro flanco, los Tebanos se agazapaban contra el Cefiso, los ataques alternados de caballería e infantería que comando Alejandro, los consumió de a poco.

Terminada la batalla Filipo se acerco al sitio, donde los Tebanos habían caído en su posición, de cara al enemigo, el batallón había permanecido invicto hasta esta batalla, los hallo amontonados lo que le causo impresión, cuando supo que aquellos eran “la cohorte de los amadores y los amados”, se echó a llorar, y exclamó:

“Vayan enhoramala los que hayan podido pensar que entre semejantes hombres haya podido haber nada reprensible” (3).

 

FIN

 

Citas:

1. Y esta ha sido la teoria del historiador Alexander Nicholas Hammond que, aunque el mismo acepto que se trataba no mas que una especulacion, fue copiada y difundida por cuanta publicacion sobre tal batalla existe.

2. Plutarco. Demostenes. XX “Hasta aquí compareció como un hombre eminente, pero en la batalla no hizo ninguna acción distinguida y que conformara con sus palabras, sino que, abandonando el puesto, dio a huir ignominiosamente, arrojando las armas sin avergonzarse, como dijo Piteas, de la inscripción que con letras de oro tenía grabada en el escudo: “A la buena fortuna”.

3. Plutarco. Pelopidas, 18.

 

FUENTES:

Diodoro Siculo. “Biblioteca Histórica, Libro XVI.”

Justino (Marco Juniano Justino o Justino Frontino). “Epítome de las "historias filípicas" de Pompeyo Trogo/ Prólogos/ Fragmentos.”

Plutarco. “Vidas Paralelas. Pelopidas. Alejandro. Demostenes.”

Pausanias.La Descripción de Grecia, Libro IX, Capitulo XL, Beocia”

Polieno. “Strategemata”.

Escrito por marvel77. Original en el Foro Mundo Historia.


Publicado por GaetanoLaSpina @ 3:52  | Historia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios