Jueves, 24 de marzo de 2011

En mi estudio sobre la decadenciade la polis, siempre encuentro mas material que explica dicho fen?meno, y estono se limita solo al mundo griego, sino que se complementa y termina en la ?pocahelen?stica, hasta llegar a la ?poca de expansi?n de Roma por el Mediterr?neo.

Muchos en este foro hemos le?doesa tr?ada de novela hist?rica tan buena de Posteguillo. Ser?a hacer un resumen de c?mo algunos de sus personajes representan el comienzo de una ?poca y elfinal de otra.

Quinto Fabio M?ximo contribuy? enormemente a mantener a Italia bajo control romano, una vez que somete a losLigures, y en sus t?ctica dilatorias para enfrentar a An?bal, las cuales seguramente muchos de sus compatriotas, desesperados no entend?an, y cuyadesesperaci?n condujo a la gran derrota romana en Cannas. Junto a Fabio M?ximolucho tambi?n un joven, quien posteriormente ser?a el mayor guardi?n y custodiode las tradiciones romanas mas puritanas (si se permite el t?rmino), MarcoPorcio Cat?n. ?stos dos personajes se opondr?an vehementemente a la familia romanade los Escipiones, especialmente a los Publio Cornelio Escipi?n. Padre e hijo.

Lo interesante de esta historia,es que se llega a ver? el proceso detesis, ant?tesis y s?ntesis, que se completa entres generaciones, de abuelo anieto.

Por un lado vemos primero a un Quinto Fabio M?ximo y despu?s, a su sucesor ideol?gico, Marco Procio Cat?n,ambos defensores del tradicional concepto de romano sencillo y solosoldado/campesino, (aunque la suntuosidad de sus villas demostrasen locontrario). Cat?n escribi? un tratado sobre Agricultura, y escribi? luegomuchos de sus elocuentes discursos.

Pero en este siglo III ac. Romano puede aguantar la gran influencia helen?stica que le llega de oriente.Podemos considerar a Publio Cornelio Escipi?n (padre e hijo), comorepresentaci?n del nuevo romano atra?do por la cultura griega, a Marco PorcioCat?n como la personificaci?n de lo antiguo, y a Escipi?n Emiliano, miembro de la familia Emilia y adoptado por el hijo de Escipi?n ?Africanus?, como el precursor de los muchos que intentaron reconciliar las costumbres antiguas conlas nuevas.

Al ?Africanus? le atra?a lo espectacular y se invisti? de un aura religiosa como si fuera el favorito de lavoluntad divina. Sus arrolladores triunfos en Espa?a, y luego su gran victoriaen Zama sobre el gran enemigo de Roma, An?bal, le dieron la gran popularidad que romanos como Cat?n tanto temieron, sospechando o culpabiliz?ndolo de quererconvertirse en Rey aprovechando su simpat?a popular. Escipi?n hac?a caso omiso de las costumbres y la ley, present?ndose a cargos p?blicos antes de la edad requerida, apoyado por el pueblo entusiasta. Hasta entonces los grandes hombresde Roma hab?an sido como Cincinato, que abandon? el arado para servir al Estadoen una ?poca de crisis y volvi? a tomarlo cuando termin? su misi?n. En Escipi?ntuvo el pueblo romano otro tipo de h?roe, uno que hac?a valer su individualidad desafiando a la tradici?n, despertando nuevos deseos de aventuras en el pueblo romano. Este nuevo tipo de h?roes ser?an producto de la influencia de obras griegas, como la Odisea, comienzan a tener en la imaginaci?n romana. Esa nueva literatura y tragedias dieron a conocer al p?blico romano nuevos caracteres humano, haciendo resaltar lo individual. Los hombres inteligentes conocieron la oportunidad? que tienen un hombre en?rgico de influir en la vida de la sociedad y del estado, viendo que esto ya hab?a sucedido en Grecia.

Marco Porcio Cat?n era su contrario en todo. Personaje poco atractivo, casi de aspecto siniestro, pero de gran oratoria e influencia en el Senado, le encantaba la intriga. Defend?a lasmas ancestrales tradiciones romanas, la sencillez y la vida en el campo comoagricultor, el bajo perfil en las personas. Critic? la gran cantidad de riquezaque comenzaba a llegar a Roma. Este fue el hombre que se enfrent?, y perdi?, ala influencia helen?stica en Roma. Quiz?s Cat?n no despreciara el intelectualismo, sino el empleo del intelecto para dominar a las masas.

Cat?n era la prueba de que laciudad-estado romana desaparec?a; ya no era posible mantener sus costumbres ajenas al desaf?o que representaba dominar gran parte del mundo conocido de la?poca. La riqueza? del mundo y las ideasasi?ticas de los reinos helen?sticos iban invadiendo a Roma , aunque siguierancon su fobia a las monarqu?as.

El ideal de? Cat?n (tesis) y el de Escipi?n Africanus erancontrarios. Cuando Cat?m era ya viejo, Escipi?n Africanus, trato de conciliarambos ideales. Amaba la cultura helen?stica, pero como Cat?n trat? de frenar elcreciente lujo con la ley y el ejemplo. Procur? impedir la expansi?n delImperio (como despu?s lo har?a Augusto, tras Teutoburgo), y se neg? a adular alpopulacho. A pesar de ser la s?ntesis quiz?s de los dos personajes anteriores,la ant?tesis de la influencia helen?stica se impondr?a en el imperio cada vezmas, hasta llegar al Dominado de Dioclesiano. La peque?a urbe romana se convertir?a en un orbe casi universal.

?



Publicado por GaetanoLaSpina @ 13:51
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios