Domingo, 30 de septiembre de 2012
Un caso de "Conspiración" mundial, que nos enseña la Historia Universal: La repartición del Mundo, por parte de dos nacientes potencias europeas: Portugal y el reino de Castilla, sin tomar en cuenta la autodeterminación de los pueblos, en f
unción solo de sus intereses económicos.

La visión totalmente eurocentrista de estos Tratados, se manifiesta en el desconocimiento total de la existencia de otras potencias del planeta, como era el caso (dos siglos antes) de los mongoles en China, ya reportado por los comerciantes venecianos Polo, y que en época del descubrimiento de América era gobernada por la poderosa dinastía Ming (que según algunos, sus naves habían llegado a América antes que Colón, por el Oceano Pacífico). Tambien pasaban por alto a la influencia de los musulmanes turcos otomanos, asi como de potencias o reinos comerciales poderosos ubicadas en la India. Ni que decir de sus reinos vecinos, inglaterra y francia, cuyas iglesias tenían discrepancias con el papado de Roma.

El descubrimiento del paso entre los Océanos Atlántico e Índico, por Vasco de Gama, a través del cabo de Nueva Esperanza, dio a Portugal la delantera para el comercio directo con las lejanas Chinas e India (recordemos que los turcos selyúcidas, y los otomanos después, habían interrumpido el comercio de Europa con el lejano Oriente, hecho que motivó la decadencia de la ciudad de Venecia).

El primero dee stos tratado, el de Alcacovas, se pacto en 1494 entre los Reyes Católicos y Juan II de Portugal: se trataba de una línea inmaginaria entre las Islas Azores y las Islas Canarias. Esto dejaba a Portugal con todas las tierras descubiertas en África y mas allá del Cabo de Nueva Esperanza, es decir, con el privilegio de negociar con la India y China. España se quedaba con los descubrimientos mas allá de la islas Canarias, pero en ese momento se pensaba que eran unas pocas islas.

Pero, la continuación de los viajes de Colón, y la creencia de que de que se trataba de tierras muy cercanas a Zipango (China), motivó el reclamo de Portugal sobre el anterior tratado. Es aquí donde entra la Iglesia Católica, en esta historia que, tomando una palabra de moda, titulamos "Conspiración". Los Portugueses decían que el viaje de Colón se realizó hacia el sur de las Canarias, cuando en realidad fue hacia el este.

El papa español, Rodrigo Borgia (Alejandro VI), tenía buenas relaciones con los Reyes Católicos. En las cuatro bulas Alejandrinas de mayo a septiembre de 1493 (las dos Inter Cœtera, Eximiœ Devotionis y Dudum Siquidem) dictadas con tal ocasión, se fijó el meridiano divisorio de las zonas de influencia española y portuguesa a 100 leguas al oeste de las Azores y Cabo Verde, siendo la zona occidental la correspondiente a Castilla y Aragón y la oriental a Portugal. Se dejó notar el origen eclesiástico de dichos documentos, pues se decretaba la excomunión para todos aquellos que osasen viajar a las Indias sin autorización de los reyes de Castilla.

La confirmación, poco tiempo después, de que las tierras descubiertas por Colón, eran en realidad un "nuevo" gran y rico continente, hizo devaluar los descubrimientos portugueses en el Índico. Nuevamente, Portugal y España, pactan entre si una nueva división del mundo, en el convenio de una nueva línea de demarcación, siendo ésta la que, teniendo sus extremos en ambos polos geográficos, pasase a 370 leguas al oeste de las islas de Cabo Verde. La gran diferencia con la demarcación establecida en las bulas pontificias es que la parte oriental de América del Sur, el extremo este de Brasil, quedaba ahora adscrito al área de acción de Portugal, lo que posibilitó el sometimiento a su soberanía cuando en 1500 Pedro Álvares Cabral arribó a costas brasileras.

Tod esto se pactaba, sin tomar en cuenta la opinión de otras potencias emergentes, como Francia e Inglaterra. sin mencionar a los reinos de la India y china, y muchísimo menos a los pueblos indígenas del "Nuevo Mundo", que en otra oportunidad contaremos por que se llamó America, es decir, otra "Conspiración".

En conclusión, la historia de la humanidad esta llena de "conspiraciones", de unas minorías en países mas fuertes, que tratan de controlar a la mayoría, que vive en países todavía débiles. Pero esto solo lo podemos entender, verificar y comprobar los hechos con el pasar del tiempo. En el mundo globalizado actual, intuímos y sabemos que se manejan muchas "conspiraciones" , pero no podemos todavia verlas con total claridad, porque estamos viviendo un momento histórico que no ha concluido. Solo mucho tiempo despés, los historiadores serios e imparciales, podrán estudiar, organizar y contar los hechos, y cada quien interpretará una "verdad".

Publicado por GaetanoLaSpina @ 16:48  | Historia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios